Nanook y Atanarjuat

Las ideas son tan volátiles, que un segundo podemos pensar en mantarrayas y al siguiente en la película Buscando a Nemo. Edgar Morín fue el primer teórico en aterrizar sobre el pensamiento complejo, la explicación de un mundo donde todos los agentes se encuentran entrelazados.

Recientemente una aplicación diseñada por Etermax se puso en boga. ¿En qué país se celebra el Oktoberfest? ¿Qué escritor famoso fue amante de Dalí? ¿Cómo se le llama al empobrecimiento del pensamiento que se infiere de la observación del lenguaje y el comportamiento verbal? ¿Robert Flaherty es el padre de qué, al filmar en 1922 Nanook?: Eso es Preguntados.

Bien, pues resulta que Robert Flaherty es considerado el padre del documental, vivió en una comunidad de esquimales durante 2 años, intentando recrear su forma de vida, muchos debates surgieron sobre el género, el cual se asocia con la representación fidedigna de la realidad concreta, lejos de la visión subjetiva del realizador. Tomas Khun afirmó que las ciencias no progresan de forma uniforme, sino que se generan nuevos consensos y con ello nuevos paradigmas; de igual forma, cambian las ideas y creer en la pureza del documental significaría que una máquina maneje el objeto de registro, pero ni los gringos han tenido éxito en esa búsqueda completa de la objetividad. Robocop es el ejemplo más claro.

En el 2001 el director Zacharias Kunuk realizó una nueva edición de la obra de Flaherty, esta vez con el nombre de Atanarjuat: La leyenda del hombre veloz, que recrea la vida de los Inuit a través de representar una leyenda sobre la historia de la comunidad, una especie de tradición oral de un pueblo esquimal. Aunque Zacharias si participó en los grandes festivales bajo el género de ficción, el referente importante está en Nanook.

El documental poco a poco gana terreno y evoca formas diferentes de realización, no implica sólo conseguir una persona que hable frente a la cámara durante dos horas. Afortunadamente los tiempos han cambiado y me cuesta trabajo entender por qué este género no cuenta con grandes circuitos de distribución. AMBULANTE es el ejemplo más claro de lo difícil que es proyectar el este género, para apreciarlo es necesario tener cierta sensibilidad e ilustrarse por lo menos un poco sobre el tema.

Sin duda la experimentación le está dando un lugar importante a todos los creadores que se acercan al documental, y entender esto, es entender que Flaherty es el padre, digan lo que digan.