Siguiéndote los pasos

Otra de ríos

Una vez más, las condiciones meteorológicas evidencian la ineficacia que persiste en las autoridades municipales en Toluca. La bóveda del Río Verdiguel lleva un número indefinido de reparaciones, de reforzamientos y trabajos de mantenimiento, que, a decir de los gobernantes en turno, evitarían su colapso, pero no ha sido así.

El entubamiento de este río que atraviesa la capital mexiquense tiene más de un siglo, la zona centro de Toluca está asentada en la bóveda, y son muchos los inmuebles que se encuentran en riesgo.

Hace una semana, la tragedia volvió a este cauce, cuando el exceso de lluvia, provocó el colapso de una de las partes más débiles de la bóveda, en pleno centro toluqueño y que se cobró con la vida de una persona, que fue arrastrada por las turbulentas aguas.

Casualmente esto paso a pocos metros, donde años anteriores ya se había registrado otro colapso, en el domicilio del sindicato de los burócratas mexiquenses, en medio del patio, se abrió un boquete.

Pareciera que esta zona, que a todas luces es la que necesita la mayor atención, es la que menos recibe. Los millones de pesos, la última vez, más de 74, se aplican en áreas se nota más que se trabajó y se justifican las millonadas que invierte cada gobierno en turno.

Los problemas en la bóveda no son nuevos, tienen años, y la presión poblacional los hacen cada vez de mayor riesgo, aunado a ello la ineficacia y la ineficiencia de los administradores municipales.

PASOS EN FALSO

Ya ni deberíamos sorprendernos, en época de lluvia siempre pasa lo mismo y nunca se está preparado para la emergencia, ya sea en la bóveda del río Verdiguel, en el cauce del río Lerma, en el río de los Remedios, en los canales de Chalco y otros.

El gobierno siempre tiene la excusa perfecta: "las condiciones meteorológicas no las podemos predecir", pero yo digo que los accidentes sí que se pueden prevenir, ya son muchos años con lo mismo y no se aprende de la experiencia por negligencia.