Siguiéndote los pasos

Reformas

Aprovechando la euforia del Mundial de Futbol Brasil 2014, los políticos de México se dedicaron a hacer reformas en las leyes para su propio provecho. En el Estado de México nos despertamos con que los legisladores mexiquenses aprobaron la reelección de diputados y alcaldes por 12 y 6 años respectivamente, durante el fin de semana.

La pregunta que me surge es para qué se quieren reelegir los diputados y presidentes municipales si su trabajo deja mucho que desear. La respuesta es tan obvia que da vergüenza. Vivir del erario sin hacer nada, ganar por 12 años un salario exorbitante y tener privilegios que la inmensa mayoría de los mexiquenses no tiene. Esa es la lamentable respuesta.

La reelección en México donde la democracia deja mucho que desear, donde las trampas electorales son las que determinan una elección, es realmente peligrosa. Entronizar por 12 o 6 años a personajes de dudosa calidad moral, que poco o nada hacen por sus votantes, que pocas veces acuden al distrito que representan y desconocen las condiciones de vida de los ciudadanos, sería impensable en un país que se respete como tal.

La reforma electoral en el Estado de México deja descontenta a una gran parte de la población. Son muchas las dudas que se ciernen en torno a las modificaciones que se realizaron, según esto para adecuar nuestras leyes locales a las federales.

Entre los cambios más destacados están los que se refieren a los porcentajes que deben cubrir los partidos para mantener su registro, de 2 por ciento, pasan ahora a 3 por ciento de la votación válida emitida para tener representación en el congreso.

La reelección será efectiva hasta en cuatro periodos consecutivos para los diputados y uno para los alcaldes. Los legisladores y alcaldes que pretendan ser reelegidos tendrán que abandonar el cargo 90 días antes de los comicios.

También se estableció que el tiempo de campañas electorales disminuirá, pasará de 45 a 35 días, ojalá que ello conlleve una disminución del costo de éstas; de igual manera se creó la figura de las coaliciones y a partir de 2015, los partidos están obligados a cumplir con el porcentaje de género, es decir, tendrán que postular a mujeres en la mitad de las candidaturas, tanto para diputados locales como para ayuntamientos.

En estas reformas también se validó la transformación del Instituto Electoral del Estado de México en Órgano Público Electoral, que estará integrado por un presidente y seis consejeros, que serán designados por el Instituto Nacional Electoral.