Siguiéndote los pasos

Omisos

Al menos en los primeros informes de gobierno de los ayuntamientos de Toluca y Metepec, la (in)seguridad fue un tema omiso. Poco o casi nada se habló de ese aspecto que tanto preocupa a la ciudadanía. A diario se padecen graves problemas en las calles de nuestras ciudades, colonias, barrios, delegaciones, comunidades. Incluso se piensa ya en guardias o grupos de autodefensa, ante la pasividad de las autoridades para dar respuesta a esta demanda.

Y es que los delitos que se cometen a diario no son de los que se reportan en los medios de comunicación, son esos que nos afectan a los vecinos, a los amigos, a los hijos, nietos o sobrinos; de esos que de tanto que suceden ya se vuelven -desgraciadamente- cotidianos.

Ejemplos hay muchos. Estudiantes que han sido asaltados afuera de la preparatoria, al salir de casa rumbo a la escuela o en el camión que toman a diario para llegar al centro escolar o de regreso a sus hogares.

A la vecina que al ir rumbo al tianguis, alguno pasó y le arrebató la bolsa con los pocos pesos que llevaba para comprar la comida del día. O, para el colmo, mientras la alcaldesa de Metepec, Carolina Monrroy, se placeaba por el mercadillo de la Jiménez Gallardo y entregaba un premio a la "mejor comerciante" -acto que sí fue reportado como "obra" en dicha colonia- afuera, en el "estacionamiento" estaban robando los coches.

Lamentablemente, las colonias populares se han convertido en verdaderos nidos de delincuencia, porque éstas sólo sirven para la foto y captar votos electorales, pero no para ser atendidas en todos los aspectos, sobre todo el de la seguridad.

En esas colonias, la gente de bien, ya no sale de su casa cuando empieza a oscurecer, la falta de alumbrado público de calidad no garantiza la seguridad de los vecinos, tampoco sirve la existencia de zonas con jardines descuidados, pastos altos y árboles demasiado frondosos que son guarida perfecta para los acechadores.

Estas deficiencias se replican constantemente en las colonias populares de Toluca y Metepec, donde el patrullaje, la vigilancia, son nulas y si existe es sólo para la extorsión de los pequeños negocios que aún perviven en esos lugares.

PASOS EN FALSO

Aun con todo lo que no ha hecho, con lo descuidada que se encuentra la capital mexiquense y lo hundida que está en la inseguridad, la presidenta municipal de Toluca, Martha Hilda González Calderón estuvo en Boca del Río, Veracruz, donde se atrevió a recibir el premio nacional de desarrollo municipal 2013. Creo que los organizadores de tal trofeo desconocen la realidad de la capital mexiquense, porque sólo así justifico que le hayan otorgado tal condecoración a la alcaldesa.