Siguiéndote los pasos

Medio ambiente

Este 5 de junio se conmemorará una vez más el día mundial del medio ambiente. Fecha que busca concienciar a la población sobre la importancia vital del cuidado de nuestro entorno y sus recursos. No es tema minoritario. Hoy en día ya vemos y padecemos las consecuencias de años de explotación irracional de la naturaleza.

El Dial Mundial del Medio ambiente fue establecido el 15 de diciembre de 1972 por la Organización de las Naciones Unidas ONU) y desde esa fecha se celebra de manera ininterrumpida. Cada cierto tiempo, los líderes mundiales se reúnen para establecer nuevos acuerdos o revisar los vigentes, para mejorar la calidad ambiental del planeta.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos que se hacen internacionalmente, el tema del cuidado del entorno poco ha penetrado en la sociedad, sobre todo, porque los gobiernos no hacen un mayor esfuerzo por generar una verdadera cultura verde.

Si bien es cierto que el impulso de nuevas generaciones con conciencia ambiental es una tarea importante en las escuelas, también es cierto que es muy marginal el tiempo dedicado al tema y sobre todo abordado de una manera tan simplista, que es imposible crear una cultura sólida y que rinda frutos.

Por otra parte, los gobiernos que se han subido a la ola medioambiental, tampoco han generado políticas eficaces que permita, por un lado crear una cultura de protección ambiental y por otra frenar el deterioro del hábitat.

Ejemplos hay muchos, como el programa Hoy No Circula, que desde hace décadas ha dejado de ser una política eficaz para mejorar la calidad del aire en la zona metropolitana del Valle de

México. Es más, yendo más lejos, este protocolo lo único que ha generado es una terrible corrupción y a más, el incremento del parque vehicular viejo, sin mantenimiento, que solo provoca mayor generación de gases tóxicos a la atmósfera.

Los resultados de este programa dejan mucho qué desear. La Ciudad de México y su zona metropolitana continúan siendo una de las urbes más contaminadas del mundo. Lamentable que nuestro país siempre aparezca en los peores rankings mundiales, contaminación, corrupción, violencia, índice de desarrollo, educación, entre tantos temas que o vamos a la zaga o encabezamos la lista.