Siguiéndote los pasos

Herencias

En el Estado de México está surgiendo una nueva casta de "políticos", los que heredarán el poder de sus padres, tíos o abuelos. El Partido Revolucionario Institucional ha sido el precursor de esta modalidad, que ha traído consigo un detrimento en la gobernabilidad de este país, toda vez que cada vez son menos preparados y más improvisados, los personajes que están involucrados en la toma de decisiones.

Esto viene a cuenta, ya que en el transcurso del fin de semana, el PRI abrió el registro de sus candidatos a diputados federales y ahí se pudo comprobar el surgimiento y consolidación de una nueva raza de políticos, la de los "juniors" mexiquenses, que se integran a las filas de su partido, con el firme propósito de continuar en la línea que les permite mantener cierto estatus social y sobre todo económico.

Los mexiquenses que aspiran a una curul federal son Alfredo del Mazo Maza, hijo y nieto de los ex gobernadores Alfredo del Mazo González y Alfredo del Mazo Vélez; Ignacio Pichardo Lechuga, primogénito del ex mandatario Ignacio Pichardo Pagaza.

También los hijos de alcaldes en funciones buscan su espacio en la política nacional, como es el caso de Montserrat Sobreyra, hija del alcalde de Nicolás Romero; Olga Esquivel Hernández, hija de la presidenta municipal de Zinacantepec e Ivette Bernal Cacique, hija de Guillermina Cacique, ex diputada, ex alcaldesa de Amatepec, ex líder de la CNC en el Estado de México. En la lista también aparece Susana Osorno Belmont, hija del munícipe de Chalco. Estas cuatro demarcaciones sufren de severos problemas de seguridad pública y deficiencias en la administración pública, además de encontrarse sumidas en la pobreza y la marginalidad urbana.

Pero quienes sin duda no tienen un ápice de vergüenza son los "chapulines", esa horda de presidentes municipales que luego de dejar de manifiesto su poca capacidad de gobernar y gestionar y que han dejado a sus municipios sumidos en el caos, la inseguridad y la pobreza. La lista la encabezan Martha Hilda González Calderón, de Toluca; Carolina Monroy del Mazo, de Metepec; Pablo Basáñez de Tlalnepantla; David Sánchez García, de Naucalpan; David Sánchez Isidro, de Coacalco; Leydi Fabiola Leyva, de Capulhuac y Édgar Castillo Martínez, de Jilotepec.

El común denominador de esta lista es la ineficacia e ineficiencia para gobernar, basta con hacer un recuento de cómo y en qué condiciones se ha quedado la capital mexiquense y su vecino Metepec.