Siguiéndote los pasos

Clima caliente

Después de la resaca mundialista, a los mexiquenses les está cayendo una dosis de realidad que les abofetea el rostro sin piedad. Por momentos se olvidaron de la triste realidad que día a día supera las más febriles fantasías. La inseguridad marcha a todo galope en la entidad.

Tan sólo un dato: 22 muertos en una refriega en el sur del Estado de México. Sí, ahí, donde la tierra es de nadie y donde el gobierno se ha hecho ojo de hormiga para no solucionar la terrible problemática que afrontan los lugareños.

El enfrentamiento entre integrantes de la delincuencia organizada y el Ejército dejó ese terrible saldo. Todos los muertos son presuntamente delincuentes, a quienes también se les confiscó una fuerte cantidad de armas de grueso calibre.

Ayer mismo, el gobernador Eruviel Ávila Villegas avaló la actuación del Ejército y aseguró que todos los muertos eran criminales. Lo penoso del asunto es que en el sur del Estado de México se haya dejado crecer y echar raíces a los grupos de la delincuencia organizada, porque en tierra caliente es poca la vigilancia, el gobierno no llega hasta allá.

La problemática del sur mexiquense es grave. Contagiados por la vecindad con los estados de Michoacán y Guerrero, además de lo inaccesible de la zona, han hecho de esa región de la entidad, tierra de nadie. Los lugareños poco a poco se han ido replegando, otros tantos han abandonado sus hogares y otros más se han unido al enemigo, tanto por voluntad propia como por presiones delincuenciales.

Y el gobierno estatal prefiere mirar hacia otro lado, como si con ignorar la situación, ésta desapareciera por arte de magia. El sur de la entidad está sumido en el olvido y en la pobreza, ahí casi el 80 por ciento de la población sufre de miseria. Entonces cómo no va a ser objetivo de la delincuencia, si no existen expectativas de un futuro mujer en esas tierras calientes.

PASOS EN FALSO

El nuevo Hoy No Circula se convierte en un punto de quiebre. Era por demás sabido y conocido que este programa está más que corrompido y que poco ha hecho de manera efectiva para reducir los niveles de contaminación. Ahora con las modificaciones hechas, se prestará a más corruptelas y nada de favorecer el medio ambiente.