Siguiéndote los pasos

Abren caja de Pandora

Amantes de dejar huella, todo gobernante se decanta por realizar obras faraónicas, monumentos al despilfarro, elefantes blancos, que cuestan más de lo que verdaderamente valen y que son construcciones asignadas para beneficio propio y el de sus amigos.

Eso será el nuevo aeropuerto alterno de la ciudad de México, que el gobierno federal pretende construir en el ex vaso de Texcoco, en la zona del conflicto atequense.

La nueva terminal aérea internacional, que al parecer tendrá un diseño algo kitsch, ocupará una superficie de 4 mil 600 hectáreas, contará con seis pistas y podrá transportar a 120 millones de pasajeros al año, cuatro veces más de la capacidad del actual.

Sin embargo, los intentos por construir un aeropuerto nuevo, no han tenido un buen recibimiento, pues tanto al ex presidente Vicente Fox Quesada, confabulado con el gobernador del Estado de México de ese entonces, Arturo Montiel Rojas, que pretendieron realizar la magna obra en la misma zona que ahora se planea, el conflicto generado los rebasó, a tal grado que tuvieron que desistir del proyecto.

Ahora el presidente Enrique Peña Nieto, vuelve a abrir la caja de Pandora, insiste en la construcción del aeropuerto, los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, ya amenazaron con no permitirlo e, incluso, ya iniciaron movilizaciones, pero a nadie se le olvida que fue él, el otrora gobernador Peña, quién aplastó al movimiento social, en dos días lo debilitó, a base de garrotazo, de violencia, de violación de los derechos humanos y de uso excesivo de la fuerza.

Su gobierno declaró a sus líderes, principalmente a Ignacio del Valle, como un peligro social, a quién se le dictó una sentencia exagerada, más de 100 años de prisión, que fue revocada por la Suprema Corte de la Nación, y finalmente salió libre.

Habrá que esperar si nuevamente se gesta el movimiento como alguna vez lo fue y cómo reaccionarán las autoridades gubernamentales.

PASOS EN FALSO

Y sigue el descontrol de la seguridad en Toluca, la capital mexiquense. No bastan ya a los ciudadanos las excusas maltrechas y tontas de las autoridades de todos los niveles. Estos últimos días, asalto bancario con un chico muerto; intento de secuestro a una joven estudiante de la Universidad Autónoma del Estado de México, choferes de autobuses asesinos.

Toluca es un peligro.