Cazapalabras

Los que presumen latín

Ayer por la mañana, en un foro sobre los 100 días de Donald Trump en el gobierno de Estados Unidos (realizado en el noticiario de CNN), una participante, de cuyo nombre no puedo acordarme, habló sobre el “status quo”, de ese tema. Craso error, porque esta locución latina es statu quo, y no status quo, que es la expresión latina empleada para referirse al ‘estado de un asunto o cuestión en un momento determinado’.

Además, tal como indica el Diccionario panhispánico de dudas, de la Real Academia Española, es invariable en plural (los statu quo) y se pronuncia [estátu-kuó], y no [estátu-kúo]. Recordemos que conforme a lo que indica la última Ortografía (2010) lo adecuado es escribirla en cursiva o, si no se puede usar este tipo de letra, debe ponerse entre comillas.

Son muchos los ejemplos de quienes presumen locuciones latinas y no las expresan de manera correcta, ya que les agregan preposiciones o la ‘s’ del plural propia del español; la Fundación del Español Urgente nos cuenta: grosso modo, no a grosso modo que significa ‘aproximadamente o a grandes rasgos’; ipso facto, no de ipso facto, que significa ‘en el acto, inmediatamente’.

En otros casos, se agregan fonemas y grafías donde no van, como en los casos: modus operandi, no modus operandis. Significa ‘modo de obrar’; modus vivendi, no modus vivendis. Significa ‘modo de vivir’.

Sin duda, una de las más utilizadas es la locución, no solo en la jerga de la abogacía,  motu proprio, y no de motu propio. Significa ‘por propia iniciativa’; otro error es al redactar peccata minuta, que es lo correcto y no pecata minuta, que significa literalmente, ‘pecados veniales’, pero que se emplea para señalar una culpa o error menores.

Otra locución muy utilizada y que se tiene error tanto en la pronunciación como en la redacción es vox populi, y no voz populi. Significa ‘voz pública/voz del pueblo’.

Finalmente, las locuciones latinas, estén o no asentadas en el uso, deben tratarse como el resto de los extranjerismos y escribirse tal y como se hacía en la lengua original, por tanto sin acentuación gráfica, y como se dijo párrafos arriba, en cursivas o entre comillas.

 moises.cervantes@milenio.com