Las dos Fridas

Comparten el mismo nombre. Una de ellas ya fue elevada por el corazón de la gente a heroína nacional; la otra es el fantasma en el que dolorosamente muchos creímos.

Sí, las dos Fridas del terremoto dejan una gran lección de vida.

La primera Frida es una perrita labrador que forma parte del equipo de Búsqueda y Rescate de la Secretaría de Marina.

Como toda una profesional, con su visor y sus botitas, ha ayudado a encontrar con vida a más de 50 personas en desastres, y ya existe la solicitud de hacerle una estatua en honor a todos los canes rescatistas.

Frida vino a dar ternura y esperanza a uno de los episodios más difíciles que ha enfrentado el país en este 2017.

Milan Kundera en su libro La insoportable levedad del ser explica la relación que existe entre el hombre y el perro.

“Ninguna persona puede otorgarle a otra el don del idilio. Eso solo lo sabe hacer el animal, porque no ha sido expulsado del paraíso. El amor entre un hombre y un perro es un idilio. No hay conflictos, no hay escenas desgarradoras, no hay evolución”.

Pero la historia de las dos Fridas se entrelazó en un punto crucial: la real fue llevada a buscar a la imaginaria.

Los elementos de Marina acudieron al Colegio Enrique Rébsamen, donde rescatarían a una niña llamada Frida Sofía, quien estaría con vida bajo los escombros.

El país no durmió viendo la transmisión en vivo por televisión o redes: de un momento a otro rescatarían a esta pequeña, pero más tarde se dio a conocer que jamás existió una niña con ese nombre.

Como el cuadro de las Dos Fridas, que manifiesta que de una misma arteria surgen dos versiones, se desnudó la doble moral en este capítulo de la historia.

Las Fridas que dan esperanza, que ante la tragedia siempre vendrán a rescatarte.

Y las otras, las que inventarán para romperte el corazón y sentirte engañado.

Definitivamente el país se queda con la Frida que dará la vida por encontrarte, la que representa lo que somos como mexicanos, incansables, y que nada nos hará derrumbarnos.

¡Fuerza México!

miriam@caminamx.com