Articulista Invitado

Cumbre de agencias sanitarias en Acapulco

Hoy se realiza el encuentro en el que se revisarán los mecanismos de cooperación que han permitido incrementar el acceso a insumos para la salud.

Ante los altos costos públicos y privados en medicamentos a escala regional, en el año 2006, en la ciudad de Oaxaca, surgió una iniciativa de diversas agencias sanitarias de Latinoamérica y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para homologar su regulación, reducir costos de transacción e incrementar el acceso de la población a los insumos para la salud. 

Se trata de utilizar la cooperación internacional para que las agencias sanitarias del continente sean más efectivas en el cumplimiento de su misión, que consiste en autorizar productos farmacéuticos que sean seguros, eficaces y de calidad, de tal forma que el paciente tenga acceso a mercados de insumos para la salud debidamente abastecidos y a precios asequibles.

La OPS está convencida de que para lograr una prevención más efectiva contra cualquier tipo de patología es necesario primero asegurar que la agencia sanitaria cumple con los más estrictos estándares operativos internos y que tiene las herramientas legales necesarias a su disposición para ser capaz de lidiar con los problemas cotidianos.

Refrendando este compromiso, hoy, en Acapulco, Guerrero, se lleva a cabo la reunión cumbre de las Agencias Reguladoras Nacionales de Medicamentos y Vacunas de Referencia Regional. Los titulares de las agencias de Argentina, Brasil, Colombia, Cuba y México, junto con representantes de las agencias de Estados Unidos, Canadá, El Salvador y la OPS, como observadores, revisarán los mecanismos de cooperación que han permitido hacer más con menos, es decir, reasignar esfuerzos y recursos para incrementar el acceso a insumos para la salud.

Siguiendo el quinto eje de política marcado por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, (un México con responsabilidad global), la Secretaría de Salud y su titular, la doctora Mercedes Juan López, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), retoman el liderazgo de este selecto grupo de agencias sanitarias debido a los resultados que han tenido las diferentes medidas de política pública implementadas en materia de modernización administrativa y organizacional, modificaciones al marco legal sanitario, la eliminación de barreras a la entrada del mercado farmacéutico y la homologación con las mejores prácticas internacionales. Lo anterior, siguiendo estrictamente las prioridades marcadas para el sector salud, que consisten en el incremento del acceso de la población a medicamentos, el aumento en la calidad de los servicios y el fomento de la prevención, las cuales coinciden con la política farmacéutica del Gobierno de la República.

Dicha transformación llevó a la Cofepris a convertirse en 2012 en la primera agencia sanitaria en el continente americano certificada para medicamentos y vacunas por la OPS con un resultado sobresaliente en su auditoría. Dicha distinción toma relevancia por los compromisos que adquiere la Cofepris para difundir el mensaje de la OPS de cooperación a través de la armonización regulatoria y coadyuvar en su implementación en aquellos países que no cuenten con agencias sanitarias y legislaciones robustas que permitan garantizar que los productos farmacéuticos que consumen sus poblaciones cumplan con los estándares de calidad, seguridad y eficacia adecuados.

La experiencia mexicana es y continúa siendo un ejemplo de los beneficios que la cooperación internacional y una certificación internacional de esta magnitud pueden traer. Desde que la Cofepris se convirtió en ARNr ha incrementado el acceso de los pacientes a productos farmacéuticos seguros, eficaces y de calidad. Concretamente, se han liberado 29 sustancias activas que perdieron su patente, lo que generó la entrada al mercado de 261 nuevos medicamentos,  generando ahorros, a cuatro años, de casi 20 mil millones de pesos, y decrementos de aproximadamente 70%, en promedio, en los precios en farmacia y en las compras públicas del gobierno; se han introducido al mercado más de 100 medicamentos innovadores para tratamientos de enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes y el cáncer, que tanto aquejan a la población mexicana; y como corolario, ya la misma Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ha reportado que México ha reducido su gasto en medicamentos como proporción del gasto total en salud, pasando de 28.3% a 27.1% lo que quiere decir que los recursos se han asignado de manera más eficiente.

No obstante estos sólidos números, los beneficios de contar con el aval de la OPS no se limitan al territorio nacional. La Cofepris, mediante sus actividades de apoyo técnico a países centro y sudamericanos, ha logrado ampliar el acceso en Ecuador y El Salvador. Estos países instauraron mecanismos de acceso rápido a medicamentos previamente autorizados por la agencia mexicana. En el caso de El Salvador ya se han registrado más de 150 productos farmacéuticos que han modificado instantáneamente el portafolio disponible para los pacientes salvadoreños, reduciendo su gasto.

Por otro lado, dentro de la Alianza del Pacífico, firmada el pasado 10 de febrero, se incluyó el primer Acuerdo Interinstitucional entre Agencias Sanitarias, cuyos objetivos son precisamente coadyuvar con los países miembros a disminuir el gasto de bolsillo en medicamentos cuyo promedio en la región asciende a 32.7%, proyectándose disminuciones de aproximadamente 50% mediante la instauración de mecanismos de acceso rápido en el corto plazo  y ampliar el acceso de las poblaciones a productos farmacéuticos.

En el largo plazo, a través del apoyo técnico, se logrará elevar el nivel de funcionalidad de las agencias para que se conviertan en ARNr. Dicho mecanismo de acceso rápido está por iniciar operaciones en Colombia, mientras que con las agencias sanitarias chilena y peruana se inició el proceso de apoyo técnico para que logren su certificación conforme a los estándares de la OPS.

Finalmente, cabe mencionar que dicho esquema de evaluación ha sido tan exitoso que la agencia estadunidense Administración de Alimentos y Drogas (FDA por sus siglas en inglés) y la canadiense Salud Canadá (Health Canada por su nombre en inglés) ya están tocando la puerta pidiendo su evaluación e ingreso como miembros de este selecto club de agencias reguladoras de medicamentos para gozar de los beneficios de la cooperación internacional.

Comisionado federal para la protección contra riesgos sanitarios