Hablemos de Beisbol

Ponches con chocolates

Tal como lo dijimos en el artículo del viernes, estas serían las series del pitcheo. En la Nacional y después del análisis de los juegos de postemporada, dijimos que Cardenales tenía una ligera ventaja, esto por tener un pitcheo de más profundidad y así está sucediendo a pesar de no iniciar con su estelar Adam Wainwright. En el primer juego del viernes en San Luis, en un emocionante partido que se tuvo que resolver en 13 entradas, los Cardenales ganaron 3-2; en el partido un bonito duelo entre los abridores Zack Greinke de Dodgers de 29 años contra el novato Joe Kelly de 25, el partido, los Dodgers hicieron 2 en la tercera con doble de Juan Uribe que produjo 2, pero en el cierre Cardenales empató a dos con doblete de Carlos Beltrán, Zack lanzó 8 entradas con 4 hits 2 carreras y 10 ponches, Kelly 6 entradas, 6 hits, 2 carreras y 5 ponches y el partido se convirtió en un duelo de relevistas, 5 por Dodgers y 6 por San Luis; y fue otra vez la figura de Carlos Beltrán con doble actuación, en la 13, con hombre en tercera y un out le llegó un elevado y mando un tirazo para sacar al corredor y después conectó el hit de la victoria, fueron 13 ponches de Dodgers contra 11 de San Luis 24 en total.

En el segundo partido, otro juegazo que ganó San Luis 1-0, en un duelazo entre el Dodger Clayton Kershaw de 25 años y el novato Michael Wacha de 22, juego que se definió en la quinta con doble de David Freese passball y elevado de sacrificio de Joe Jay, fue carrera sucia, perdió Kershaw con 6 entradas, 2 hits y 5 ponches ganó Wacha con 6 entradas dos tercios, 5 hits y 8 ponches, dos excelentes relevos de Carlos Martínez de 22 años y Trevor Rosenthal de 23 con 2 y 3 ponches, el ultimo out fue la recta de 101 millas, en total 18 ponches.

La gran diferencia en esta serie, fue el nulo bateo de los Dodgers con hombres en posición de anotar, en los dos juegos se fueron de 15-1 y el fracaso fue el novato cubano de 22 años, Yasiel Puig, que se fue de 10-0 con 6 ponches y dejó 8 corredores.

En la Americana, en el primer juego, y en uno de los mejores partidos que he visto, ganaron los Tigres de Detroit 1-0 a los Medias Rojas de Boston. En el juego el venezolano Aníbal Sánchez quien ganó el duelo lanzó 6 entradas sin hit ni carreras con 12 ponches, en la quinta hit de Johnny Peralta produjo la del triunfo, el juego se fue sin hit hasta la novena, en que después de un out y ante el pitcheo del cerrador Joaquín Benoit, quien sacó un out y Daniel Nava le conectó hit, los relevistas poncharon a 5 más para llegar a 17 con lo que empataron el récord de Bob Gibson en la Serie Mundial de 1968 ante los Tigres, otro récord empatado fueron los 4 ponches en la primera entrada de Aníbal Sánchez, el otro récord databa de hace 105 años, de Orval Overal.

En el segundo juego el domingo, con el juego casi en la bolsa, y ganando Detroit 5-1 en la novena, con casa llena de Boston, una mala decisión del manager Jim Leyland al traer a Joaquín Benoit con 2 outs ante el zurdo David Ortiz el cual le conectó cuadrangular con casa llena para empatar el partido, con lo cual echó a perder el buen pitcheo de Max Scherzer.