Desafíos próximos en Desarrollo Urbano

El desafío para las próximas administraciones municipales es grande. Lo más importante es que ahora se debe pasar de las posturas meramente políticas a los objetivos concretos y, a ese nivel de gobierno, les corresponden responsabilidades prioritarias en cuanto al desarrollo urbano. Por ello sin duda fue tan importante el encuentro realizado en Puerto Vallarta en torno a “vivienda y ciudad” organizado por la CANADEVI ya que, además de actualizar información, pudieron ventilarse los temas y criterios a seguir en cuanto al desarrollo en las áreas urbanas de Jalisco. -Aprovecho para agradecer la atenta invitación a colaborar a la CNEC-  Mejor, claro, que hayan participado alcaldes electos ya que no habrá mucho tiempo para retomar planteamientos nuevamente, como sucede cada trienio.

Y es que ya no basta con el discurso oficial de siempre. Ahora uno de los puntos cruciales es dar solución a la enorme dispersión de las ciudades y que, en el caso de la zona metropolitana de la capital jalisciense, es crítica como consecuencia y acumulación de acciones descoordinadas de vivienda realizadas de acuerdo a conceptos anteriores. Un ejemplo lo fue la construcción de multifamiliares de INFONAVIT prácticamente sin planeación alguna en cuanto al impacto sobre vastas zonas que se han extendido con todo tipo de carencias en cuanto a servicios y problemáticas sociales. Fue y sigue siendo una prioridad la dotación de vivienda pero, al mismo tiempo, sobre todo en el pasado no se tuvo visión para considerar todos los efectos de los nuevos asentamientos.

Esto último, es un fenómeno repetido prácticamente a lo largo y ancho de todo el país. De ahí la trascendencia en lo dicho durante tal reunión vallartense por el Subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Secretaría federal del ramo, Rodrigo Alejandro Nieto, en cuanto a que la estrategia presidencial presente es la de que, antes de hacer crecer y extender las ciudades con mayor número de viviendas, hay que “reusar” la ciudad actual. Dicho de otra manera, no es sino la intención de densificar más los centros urbanos en vez de contribuir a su incesante dispersión.

Hay que entender que el gobierno federal sabe lo que dice en este renglón ya que los problemas se han venido desbordando particularmente en las zonas que padecen ya macrocefalia urbana, como la nuestra y que, por necesidad, surgen requerimientos en los que debe intervenir ante la incapacidad financiera de estados y municipios. La muestra clara es el caso del tren ligero de Guadalajara que solamente la Federación estaba en posibilidad de continuar con la línea tres. Pero tal cuestión, naturalmente, no exime a las localidades involucradas de también hacer su parte.

Lo que pasa es que, además de la obra federal, los municipios involucrados en una obra como la del tren deben ver una gran oportunidad para la ciudad y no solamente la realización de una obra de infraestructura. Quizá esto es lo que de alguna manera ha desatado, casi desde su inicio, críticas a la realización de las obras de tal medio de transporte ya que para todos los ciudadanos hay conciencia de su importancia pero muchos de ellos también hacen notar descontento por la forma en que se planeó. Ya la situación está fuera de tiempo y más vale considerar, sobre todo ante una austeridad gubernamental que tiende a agudizarse en los próximos años, que los trabajos se efectúen y punto pero es aquí donde cabe preguntarse qué han hecho los ayuntamientos y el estado para complementar los espacios públicos y rescatar en lo posible el sentido humano y social de una obra de tales proporciones.

La postura de la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría, en su caso, es  en tal virtud orientada a que entre las autoridades federales, estatales y municipales, no se observe el tema de la línea tres como el de una simple ferrovía para el transporte urbano sino como un proyecto que permita cambiar la ciudad en muchos otros aspectos, potencializando su zona de influencia. Para el gobierno federal la tarea es que “todos deben subirse al barco” pero esto implica necesariamente una respuesta a nivel del estado y de los ayuntamientos.

Por ello debe insistirse en que la política a futuro –lo que ya se hizo, hecho está-, debe ser de congruencia, de mayor participación ciudadana, de reordenamiento, de expulsar de los planes los intereses mezquinos, de poner a todos los componentes en el desarrollo urbano en verdadera sintonía para generar soluciones y no provocar más problemas. De ahí la insistencia a que juntos sociedad, técnicos  y autoridades de manera conjunta y coordinada generen los recursos y gestiones necesarias para desarrollar los estudios indispensables que potencien la ciudad y por ende la calidad de vida de sus ocupantes.

Definitivamente las próximas autoridades municipales tendrán mucho que ver y hacer para dar la solución a tantas interrogantes pero no necesariamente tendrán que partir de cero. Hay cuestiones que quedaron prácticamente a un lado, como lo fueron los planes parciales, que tanto trabajo y esfuerzo representaron, para ser aniquilados de golpe por componendas o criterios que mucho dañan, pero la tarea está hecha.

Para algunos, quizá no pocos, hay aún grandes incógnitas en lo que harán los siguientes alcaldes que gobernarán casi en toda la zona de Guadalajara bajo colores distintos a los actuales. Sin embargo, no hay que perder de vista que tal condición podría ser benéfica ante la perspectiva de que esta uniformidad política favorezca ahora lo que el PRI, pese a su hegemonía agonizante y el PAN en el pasado, nunca lograron: la genuina coordinación intermunicipal. Pero esto solamente el tiempo nos lo dirá, al igual si el cambio que definió la ciudadanía realmente valió la pena.   

Entonces pues congratulaciones a los organizadores, evento relevante donde constatamos poco a poco,  -por lo menos en el discurso- como  autoridades de los tres órdenes de gobierno, desarrolladores y consultores toman como propia la necesidad de apegarse a la nueva normativa federal, ahora habrá que pedir congruencia en los hechos a todos los actores, sus dirigentes y autoridades que no sucumban ante la tentación de la acepción en lo particular solo por hoy.

 

miguel.zarateh@hotmail.com  

Twitter: MiguelZarate_12