El Escritorio

La verdadera transición

La agenda nacional nos ha presentado en los últimos días dos casos de contraste que nos invitan a la reflexión sobre la democracia en México y el verdadero significado de la transición, no como un cambio o alternancia entre partidos, sino como el proceso a través del cual la ciudadanía impulsa mejores gobiernos para sus municipios, sus estados y nuestro país.

El ex-gobernador panista de Sonora Guillermo Padrés es buscado por la Interpol, son públicos desde hace años los actos de corrupción en su gestión y cuenta con múltiples denuncias desde que estaba en funciones. El PAN apenas la semana pasada le ha suspendido y de forma provisional sus derechos partidistas. Padrés, panista desde hace más de 20 años, dejó la gubernatura a finales de 2015, y desde entonces ha estado evitando la justicia por una serie de amparos promovidos por su abogado el también blanquiazul Antonio Lozano Gracia.

Por el otro lado, Javier Duarte de Ochoa fue suspendido por el PRI de sus derechos partidistas hace casi un mes, aun estando en funciones como gobernador de Veracruz, dada la gravedad de las acusaciones en su contra.  Ha pedido licencia de su cargo y enfrenta un proceso por irregularidades en su administración. La insatisfacción ciudadana por la gestión de Duarte, llevó a un personaje turbio como Miguel Ángel Yunes, a ser gobernador electo en ese estado, a pesar de que desde hace varios años son públicas denuncias en su contra por corrupción cuando fue director del ISSSTE con Calderón.

La verdadera transición no es la de un partido a otro. Estoy seguro que dentro de 6 años estaremos escuchando los escándalos o pésimos resultados de los 7 gobiernos que hoy los panistas refieren como que están de regreso aún y cuando 4 de las 7 son ganadas por ex priistas. La transición esta en presentar y ejecutar mejores propuestas de buen gobierno.

La transición democrática en México se completará cuando logremos que la competencia electoral genere y mantenga mejores gobiernos para los mexicanos, y no solo una alternancia de colores y descalificaciones.


miguelmerya@gmail.com