El Escritorio

Obras que transforman

El Paseo Morelos modifica la vida social y económica de un extremo a otro del centro de Torreón. La semipeatonalización de quince Cuadras de la Avenida Morelos, significa la apertura, de cientos de negocios, miles de empleos, plusvalía para propietarios de inmuebles y un espacio cómodo y seguro para el ciudadano. Los 120 millones invertidos en esta obra, los merece esta simbólica avenida donde pasearon y convivieron nuestros padres y abuelos, sus palmeras y negocios forman parte fundamental de la identidad lagunera. 

Sin embargo, hay quien critica de manera sistemática esta obra y la inversión pública en general, como si los torreonenses no mereciéramos caminar de forma segura, tranquila e incluyente en nuestro centro histórico. Con fines mezquinos y partidistas les molesta que se transforme la ciudad con obras que modificarán la dinámica económica y social al generar un punto de encuentro plural donde conviven ya todos los sectores de Torreón.

De la misma forma, la oposición criticó, por ejemplo, la construcción de la presidencia municipal, para ellos no tiene importancia que el ciudadano realice sus trámites y servicios en un espacio digno, porque significaría reconocer el trabajo y logros de una administración de otro color. La oposición permanente al trabajo, es oposición también a la transformación de Torreón impulsada desde los ciudadanos.

Porqué el Paseo Morelos es resultado también de grupos y colectivos que buscaron la revaloración de este ícono de nuestra ciudad. Junto con colegios, cámaras y autoridades colaboraron en la creación de un reglamento necesario para normar la circulación y el uso de un espacio público donde los intereses de negocios, ciclistas, peatones y ciudadanía en general deben privilegiar el bien común.

La transformación del Centro Histórico a través de inversión pública que genera desarrollo y bienestar genera molestia en los que sólo piensan en su interés, pero el futuro de nuestra ciudad nos agradecerá no detenernos para verla bella, renovada e incluyente. 


miguelmerya@gmail.com