Escuela o aprendizaje en el centro

Hace unos días el Secretario de Educación Pública del gobierno federal anunció que "Este año – 2016 – será clave para la transformación del sistema educativo mexicano." Presentará siete prioridades para "llevar a buen puerto la reforma educativa" y lanzó la primera prioridad "La Escuela en el Centro". Análisis y críticas ha recibido el anuncio. La queja principal se puede sintetizar así: Un programa más hacia "las ramas" de las deficiencias del sistema educativo.

Quizá se puede comprender esa queja con un párrafo del anuncio secretarial: "Primero, una nueva organización de la escuela con menos burocracia. Buscaremos que cada plantel cuente con un subdirector de gestión escolar y un subdirector académico. Por su parte, los supervisores contarán con un equipo de apoyo técnico – pedagógico y uno de gestión. (...) estas medidas, permitirán reducir la carga burocrática y reorganizar los planteles de tal manera que se puedan enfocar a la calidad de la educación." ¿Escuelas con más personal tendrán "menos burocracia"? Parece contrasentido.

Por otra parte, el Instituto nacional para la evaluación de la educación (INEE) ha documentado con los resultados de los exámenes Planea (Plan nacional para la evaluación de los aprendizajes) del 2015 situaciones asociadas al aprendizaje de los alumnos. El INNE recuerda que "Planea tiene como propósito conocer la medida en que los estudiantes logran el dominio de un conjunto de aprendizajes esenciales..." y advierte "Los resultados (...) no deberán utilizarse para juzgar el desempeño de los docentes, realizar rankings de escuelas, justificar procesos punitivos u otros de control administrativo sobre estudiantes, docentes o escuelas."

Del aprendizaje medido en 2015 a una muestra de 104,204 estudiantes de 3,446 escuelas primarias y a 144,517 estudiantes de 3,529 escuelas secundarias, el INEE dice entre otras cosas, que "... al terminar el sexto grado de primaria, la mitad de los alumnos (49.5 por ciento) puede seleccionar información sencilla que está explícitamente expuesta en textos descriptivos, pero no puede realizar las tareas de los niveles de logro más avanzados, tales como comprender información de textos expositivos y literarios." Y añade: "Esto no es una buena noticia."

"Escuela en el Centro" no es "aprendizaje en el centro". Componer la educación nacional es a largo plazo. Un sexenio no alcanza.