LA CAUSA Y LO CAUSADO

Sí habrá reforma política del DF

Sí habrá reforma política del Distrito Federal. En la recta final del actual periodo ordinario de sesiones, que también es el último de esta Legislatura, el Senado da un paso muy importante para el futuro de la Ciudad de México.

Sí habrá reforma del DF porque existe voluntad de las fuerzas que integran esta Legislatura y el reconocimiento de las partes involucradas en la pertinencia de avanzar en estos cambios. Prácticamente el panorama está despejado para que por fin se apruebe la reforma política de la ciudad.

Sí habrá reforma porque los senadores saben honrar los acuerdos y pudieron crear puentes de entendimiento y consenso en torno a cambios significativos para el futuro de la ciudad.

Cuando se escriben estas líneas, el Gobierno de la Ciudad de México, que encabeza Miguel Ángel Mancera; el gobierno de Enrique Peña Nieto y los grupos parlamentarios del Senado han creado las condiciones para que antes del 30 de abril el pleno discuta y, en su caso, apruebe la reforma política del DF.

Estos importantes cambios deberán culminar su ciclo legislativo. Una vez completo, se fijará la ruta para que la capital del país cuente con una Constitución. ¿Por qué resulta importante que el Distrito Federal cuente con su Constitución? Porque se garantizarían los derechos políticos, sociales, culturales y económicos de sus habitantes. Habrá reforma del DF porque es una deuda que el Senado tenía con la Ciudad de México. Los legisladores deben darle a la ciudad la reforma que se merece.

Estos importantes cambios no serán un logro únicamente de la izquierda. Bajo ningún argumento puede considerarse así. Tampoco debe suponerse que esto significará la permanencia per se de esta tendencia política como la principal fuerza electoral en la capital. De aprobarse la reforma, como lo esperamos, significaría un beneficio para toda la sociedad. Se trata de un logro ciudadano. El mayor empuje de la ciudad viene de sus habitantes.

Ni desde el Palacio del Ayuntamiento ni desde el Palacio Nacional, la reforma política puede considerarse como intrascendente. Se trata de una demanda largamente exigida y añorada por la ciudadanía capitalina. La propuesta que se analiza en el Senado se ha construido desde una visión plural; como plural y diversa es la capital del país.

Desde hace 18 años, el PRD es la primera fuerza política en la ciudad; sin embargo, la reforma sobre la que tendrá que definirse la Cámara de Senadores en los próximos días surge como producto de una gran cantidad de propuestas de partidos, autoridades y ciudadanos. Tiene como eje la posibilidad de que el Distrito Federal cuente con su propia Constitución.

La Constitución del Distrito Federal debe ser elaborada por un congreso constituyente con la legitimidad que le otorgue la pluralidad que prevalece en la ciudad. Legitimidad que dé un nuevo impulso a la ciudad y la fortalezca como la capital, sede de los poderes federales y gran metrópoli, a la altura de Nueva York, Tokio, París o Río de Janeiro. 

La Constitución del DF debe ser producto de un gran acuerdo nacional. Un acuerdo del gobierno federal, el gobierno capitalino, el Congreso de la Unión y la sociedad civil. La Ciudad de México nos interesa y compromete. Es nuestra ciudad, la que une a todos los mexicanos.

Reiteramos nuestra disposición para realizar los mayores esfuerzos para sacar adelante la reforma política del Distrito Federal. Una reforma indispensable para el futuro político, social y económico de la ciudad que es de todos los mexicanos.

 

*Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República

 

Twitter: @MBarbosaMX