En pocas palabras...

Son señales, son señales

En el evento por el 20 aniversario del asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta, el cual se llevó a cabo en el teatro Sara García del municipio de Guadalupe, se dieron una serie de señales que en política representan más que eso.

Por eso llamó la atención la descortesía con el diputado federal priista y líder de los burócratas de Guadalupe, Héctor García. Todo lo contrario ocurrió con el líder cetemista en la entidad, Ismael Flores, a quien le dieron mucha cancha, cuando en las pasadas elecciones traicionó a su partido e hizo ganar a varios candidatos panistas.

Para nadie es un secreto que Ismael hizo alcalde en el municipio de Juárez al panista Rodolfo Ambriz Oviedo, y que en Pesquería y Salinas Victoria, por mencionar algunos, incitó a los priistas resentidos para contender por el Partido Acción Nacional.

La Fundación Colosio, que en Nuevo León preside Héctor Gutiérrez de la Garza, encabezó la ceremonia a la que acudieron muchos suspirantes. Algunos aprovecharon para medir sus simpatías, pero también las antipatías propias del sector, aunque todos pertenezcan al PRI.

Los malpensados no creen que ese tipo de detalles sean producto de la casualidad o de la mala organización, porque si en algo son cuidadosos los priistas, es en las formas.

La reseña de algunos asistentes al evento indica que así como hubo ese tipo de detalles que evidencian la disputa interna por lo que viene, también hubo otros que sorprendieron, como Federico Vargas, secretario de Desarrollo Social, quien acudió en representación del gobernador Rodrigo Medina.

El llamado delfín de Medina tiene un discurso claro y contundente. Dicho por algunos de los presentes, este joven político tuvo tablas suficientes a la hora de hablar ante sus compañeros de partido, para desencanto de muchos.

Federico se está preparando y es evidente que además sabe el compromiso que representa que su jefe y amigo esté apostando por él.

De ahora en adelante, cualquier acto donde se reúnan los priistas, habrá que estar pendiente para analizar la lectura de cada uno de los movimientos o señales, que en política darán luz de quién será el próximo abanderado tricolor a la gubernatura.

miguelangel.vargas@milenio.com