En pocas palabras...

La mano que mece a Margarita

En los últimos días han sucedido una serie de hechos, y aunque parezcan aislados, sin duda alguna tienen relación entre sí. Estos son consecuencia de la disputa entre militantes panistas por la alcaldía de Monterrey.

MILENIO reveló en exclusiva la intención de la alcaldesa Margarita Arellanes de sacar a Sandra Pámanes de la Secretaría del Ayuntamiento.

Al verse sorprendida, tuvo que argumentar que estaban analizando cambiarla al Instituto de la Mujer, lo cual sería un bajón para la todavía secretaria.

Ese reacomodo tiene como objeto dejarla fuera de toda posibilidad de participar en la sucesión o en algún otro cargo de elección popular, ya que Sandra es una militante de hueso colorado, y cuenta con muchas simpatías al interior del partido.

Alguien le aconsejó a la alcaldesa que lo más conveniente para su proyecto personal era sacar a Pámanes del cargo y poner en su lugar a un incondicional.

Ese alguien, según dicen, es nada menos que el diputado federal Arturo Salinas, quien presume le habla al oído al dirigente nacional Gustavo Madero. La manzanita quiere acomodar a su cuate Jesús Hurtado para irlo posicionando.

Chuy recién pidió licencia como diputado local.

En ese mismo tenor encajan las declaraciones del también legislador federal Martín López, quien arremetió contra los delegados de Sedesol, Pablo Elizondo, y de la SCT, Heriberto Treviño.

Al primero lo acusa de hacer proselitismo y saludar con sombrero ajeno repartiendo despensas en municipios con intenciones electoreras.

De Heriberto, asegura, ha incurrido en algunos incumplimientos de obras, los cuales ameritan su salida. Lo que no dice Martín es que en los últimos dos años se han realizado más de 90 proyectos de infraestructura y es hasta cierto punto normal que existan retrasos.

Se vale señalar errores siempre y cuando sean evidentes. Lo que no se vale es golpear con fines de lucro político y mucho menos decir verdades a medias, porque eso desacredita cualquier señalamiento.

miguelangel.vargas@milenio.com