En pocas palabras...

Los hombres de confianza del "Bronco"

Además del tema de la deuda pública que agobia a Nuevo León, el gobernador electo Jaime Rodríguez Calderón tiene dos prioridades por resolver en el corto plazo. Uno es el de la Procuraduría y el otro la Secretaría de Educación.

En cuanto la procuración de justicia está pensando en un joven abogado ajeno a los llamados despachos favoritos que por décadas han dominado la escena. Desde la transición le dio manga ancha a Roberto Flores, aunque la duda es si su protagonismo le generaría más problemas que soluciones.

Por ello está pensando en Bernardo Jaime González Garza, quien a pesar de sus 33 años de edad tiene experiencia y sobre todo los méritos académicos para aspirar a esa responsabilidad.

Es egresado de la Universidad Regiomontana con posgrado de la Complutense de Madrid y la Universidad Castilla-La Mancha de Toledo, España. Su currículum incluye cargos en el jurídico del municipio de Monterrey y en la Procuraduría llegó a ser fiscal adscrito a la dirección de Averiguaciones Previas. Por si fuera poco ha trabajado en el área jurídica de uno de los grupos empresariales más importantes del país.

Aunque deberá pasar el filtro del Congreso local, tampoco está impedido por ley, pues el requisito de la edad que marca la Constitución habla de 30 años. Ya dependerá de la capacidad del mandatario electo para negociar con las diferentes fracciones.

En la otra interrogante sobre quién debe ser el secretario de Educación en Nuevo León, el ingeniero Jaime Rodríguez Calderón ha dicho que debe ser un maestro en activo y en funciones docentes, pero sobre todo con la sensibilidad para las tareas educativas, así como un apasionado de su trabajo.

También debe tener una preparación mínima de maestría, con amplio conocimiento y experiencia en educación básica. Pero ante todo tener reconocimiento en la sociedad nuevoleonesa.

En ese sentido Roel Guajardo lleva la delantera por mucho, dado que cumple y de sobra, los requisitos para llegar al cargo. Él y su hermano Raúl, quien va en caballo de hacienda para Desarrollo Social, se la jugaron de siempre con el Bronco cuando nadie apostaba a que ganaría la gubernatura.

Dentro de poco tiempo, el gobernador electo tendrá que revelar los nombres de quienes integrarán el próximo Gabinete. El manejo de las finanzas ya está más que definido con Fernando Elizondo Barragán y en lo político Manuel González lleva mano.

miguelangel.vargas@milenio.com