En pocas palabras...

El gran reto de la CEE

Sin que exista una denuncia formal ante las autoridades electorales, en algunos municipios de la zona rural en Nuevo León se empiezan a escuchar voces que acusan al Panal de alterar el padrón para que sus candidatos obtengan el triunfo el 7 de junio próximo.

Aunque suena como un “machetazo a caballo de espadas”, según los priistas, el partido fundado por Elba Esther Gordillo, ex dirigente magisterial ahora tras las rejas, metió al listado nominal gente que ni siquiera vive en el lugar.

Se habla concretamente del municipio de Melchor Ocampo, donde Nueva Alianza trata de retener el poder a como dé lugar, y para ello se valdrá de cualquier artimaña. La Comisión Estatal Electoral e incluso el propio Instituto Nacional Electoral deberían investigar por aquello de las malditas dudas.

Desconozco si sea el único caso de denuncias de alteraciones en el padrón, pero si eso está sucediendo en un municipio tan pequeño (Ocampo tiene 1,052 habitantes), qué no harían en otros donde vive un mayor número de electores.

Parece de broma que alguien pretenda engañar a la autoridad registrando más personas de las que históricamente han vivido en ese poblado. Por ser “pueblo chico, chisme grande” todo mundo sabe que del total de habitantes 523 son mujeres y 529 son hombres.

Más allá de lo inverosímil de la versión, quiero aprovechar el tema porque es obligación de la CEE vigilar que todo el proceso se lleve de manera transparente y sin dudas por parte de los contendientes.

Más aún si se mantienen las tendencias de las encuestas publicadas hasta ahora, donde la distancia entre el PRI, PAN y el independiente Jaime Rodríguez Calderón es de unos cuantos puntos porcentuales. Si continúa ese ritmo parece que tendremos un final de fotografía.

Hasta el momento Ivonne Álvarez sigue encabezando las preferencias en cuanto a la intención de voto, o al menos eso aseguran algunos encuestadores locales. Sin embargo, Felipe Cantú también sabe de campañas y lo refleja en cada uno de los actos que organiza.

En lo personal prefiero ver “los toros desde la barrera” y voy a esperar la verdadera encuesta, la del domingo 7 de junio. Lo que espero es que la autoridad trabaje al máximo de su capacidad para que al día siguiente ningún candidato cuestione los resultados. Ese es el gran reto de la CEE.

miguelangel.vargas@milenio.com