En pocas palabras...

Las campañas: ¡puras chingaderas!

En lugar de darnos propuestas para tomar decisiones con base en ellas, las campañas de los partidos políticos se han dedicado a denostar, criticar y hasta difamar. La guerra sucia está a la orden del día en los medios electrónicos y las redes sociales tanto nacional como localmente.

El PAN le tira al PRI y éste le responde. El PRD y Morena al PRI, mientras el Partido Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano han resultado más mesurados junto con el Verde Ecologista.

Que si el gobernador panista de Sonora, Guillermo Padrés, construyó una presa en un lugar indebido; que si el dirigente nacional priista, César Camacho, tiene relojes de dos millones; por su parte, López Obrador nos advierte que estamos cayendo al desPeñadero.

En otro spot acusan al mandatario priista de Chihuahua, César Duarte, de ser socio de un banco supuestamente con recursos públicos por 65 millones de pesos. Que si Peña Nieto llevó 200 invitados a Londres y que el petróleo está bajando mientras la gasolina sigue a la alza.

De cada 10 mensajes que se transmiten, 8 son puros señalamientos de presuntos actos de corrupción sin darles a los ciudadanos una sola propuesta que les permita emitir un voto de manera razonada el próximo domingo 7 de junio.

En Nuevo León la cosa está por el estilo, sobre todo en las redes sociales, donde el centro de los ataques es la priista Ivonne Álvarez, a quien no le perdonan su pasado en Multimedios, como si fuera un delito haber sido conductora de un programa grupero.

Eso fue una etapa de su vida y, según sus propias palabras, la disfrutó, como también su incorporación a la política. En contraparte, el gran ganador es el independiente Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como El Bronco.

Jaime ha capitalizado su falta de recursos por parte de la Comisión Estatal Electoral y ha aprovechado los beneficios del Facebook, que no le cuesta, y sin duda algunos de esos que se muestran muy activos en la red podrían acudir a las urnas.

Con todo y eso, en algunas de las encuestas publicadas recientemente le disputa el segundo lugar al panista Felipe Cantú, quien conforme avanza la contienda se mantiene ascendiente en las preferencias del electorado.

Falta poco más de un mes y medio para que concluya la fase de proselitismo y seguramente seguirá la guerra sucia. Es una lástima que sigan exponiendo mediáticamente sólo las “chingaderas”, porque eso no permitirá que hagamos una buena elección.

miguelangel.vargas@milenio.com