En pocas palabras...

Los amarres en el PRI

Desde el mismo día en que fue nombrada precandidata a la gubernatura, Ivonne Álvarez comenzó la “operación cicatriz” y, casi de manera simultánea, los amarres con el resto de los grupos, porque tiene muy claro que para ganar la contienda del  próximo 6 de junio necesitan más que nunca de la tan mencionada unidad de los priistas.

Por ello no es casualidad que a su registro en la sede del tricolor llegara acompañada de la plana mayor, además de miles de simpatizantes al más puro estilo de las campañas de antaño. Ya entendieron que si pierde Ivonne, pierden todos.

Partiendo de esa premisa, están armando la lista de aspirantes a las alcaldías, y las diputaciones locales y federales, donde incluirán a los que mejor marquen en las encuestas.

Vámonos por partes, como diría Jack El Destripador. De las alcaldías metropolitanas, la de Monterrey será de las más peleadas por el PAN y después de San Nicolás y San Pedro, los panistas no están dispuestos a perder por ningún motivo.

Eso lo saben en el PRI y por eso están en una disyuntiva: apostar por la frescura del procurador Adrián de la Garza, o bien ir por la experiencia de Marcela Guerra. Cualquiera de esas dos opciones tendría que ir soportada por la estructura tricolor. Ahí se está pensando apoyarlos con el todavía secretario de Desarrollo Social del estado, Federico Vargas, quien ha realizado un excelente trabajo.

En el municipio de Guadalupe, uno de los bastiones priistas, el que mejor sale en los sondeos es el diputado local Francisco Cienfuegos, un joven político con excelente posicionamiento. Por ende, María de Jesús Aguirre iría a la diputación federal.

Para Escobedo no hay otra opción que Clara Luz Flores, quien fue una de las mejores alcaldesas. Ahí la fórmula es con Óscar Flores, el hijo del líder cetemista Ismael Flores por la diputación federal.

En Apodaca hay de dos sopas: Andres u Óscar Cantú. Ambos tienen el apoyo de la militancia y cualquiera haría buen papel. Por la federal iría Juan Manuel Cavazos, hijo del líder del Suspe, también del mismo nombre.

Para el municipio de Juárez la mejor fórmula es la del actual delegado de la SCT, Heriberto Treviño, para la alcaldía, y Lucy Campos por la federal, que tiene su cabecera en el municipio de Cadereyta Jiménez.

En Santa Catarina, Héctor Morales está más que apuntado. El caso de San Nicolás y San Pedro puede ser cualquiera y nunca la van a ganar.

miguelangel.vargas@milenio.com