En pocas palabras...

Cada alcalde… con su tema

En Monterrey, Adrián de la Garza ofrece contratar al menos 500 policías por año hasta llegar a mil 500 al cierre de su administración; Mauricio Fernández, en San Pedro, insiste con cero tolerancia y rudeza contra la delincuencia; mientras tanto, Clara Luz Flores en Escobedo contrasta con su modelo de prevención y policía de proximidad.

Francisco Cienfuegos, en Guadalupe, se la juega con su policía metropolitana y para ello también propone más uniformados. En Apodaca, Óscar Cantú contrató a una mujer con años de experiencia en Fuerza Civil, es decir, habrá un modelo similar pero en pequeño.
En San Nicolás, Víctor Fuentes apuesta ahora por la formación castrense, nombrando a un marino como titular de Seguridad cuando antes esa responsabilidad era de un civil. Lo mismo hace Héctor Castillo en Santa Catarina, quien cambia un militar por un ex elemento de la Marina.Por si fuera poco, el Estado anda también por su lado: sin una política de seguridad clara y colocando en puestos clave a los amigos de los funcionarios.

En la Policía Ministerial se brincaron la legislación vigente al inventar una coordinación para evadir la ley, al nombrar un titular a pesar de no cumplir con los requisitos.

La obligación de la autoridad estatal sería la de tomar la batuta y organizar a los 51 alcaldes, principalmente a los conurbados, para que las decisiones y las acciones vayan en un mismo sentido, pero al apostar por la militarización de nuestras policías, se ataca sólo una parte del problema. Lejos estamos, o al menos es la impresión que nos dejan los alcaldes con sus primeras declaraciones, de la anhelada coordinación entre los municipios que conforman la zona metropolitana, para combatir de manera eficaz y contundente al crimen organizado, pero sobre todo a la delincuencia común que va en aumento.

Está comprobado, casi científicamente, que la falta de políticas con un modelo homologado que respete las características de cada localidad, da mejores resultados que cada quien ande por su lado.
Por el bien de los nuevoleoneses, espero que en algún momento se pongan de acuerdo, aunque la verdad dudo que un Mauricio se quiera someter al gobierno independiente, o que los del bloque priista quieran trabajar para que la medalla se la lleve El Bronco y eso lo catapulte con miras al 2018.

miguelangel.vargas@milenio.com