En pocas palabras...

Se adelanta el reloj político

Los cambios a la ley electoral en el estado que adelantará los tiempos de la elección de 2015 al mes de junio, agitaron las aguas en el PRI y PAN, los dos principales partidos políticos en Nuevo León.

Pero además aceleró a los acelerados, y hasta una simple fiesta de cumpleaños como la del alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz, se puede interpretar como un predestape.

Ugo está muy lejos de ser aspirante a la gubernatura, pues si una alcaldía por sí misma es trampolín, dónde queda Margarita Arellanes, con una mejor plataforma como la de Monterrey.

O Pedro Salgado, de San Nicolás, o Víctor Pérez, de Santa Catarina. Ni qué decir del senador Raúl Gracia o el también legislador Fernando Elizondo Barragán, y hasta Fernando Larrazabal con sus bonos a la baja.

En el PAN hay muchos que suspiran por volver al Palacio de Gobierno, y basan su optimismo en el descontento popular por la inseguridad, aunque ese fenómeno no es problema de una entidad, sino de todo un país.

Y mucho menos responsabilidad exclusiva del PRI, sino atribuible a un ex presidente panista como Felipe Calderón, que declaró la guerra al crimen organizado de una manera unilateral y por demás torpe.

Suponiendo sin conceder que sus pronósticos sean acertados y que Acción Nacional tiene posibilidades reales de recuperar Nuevo León, en el lado del PRI tampoco están mancos y también tienen sus proyecciones.

En el tricolor la lista es menos amplia, pero hay un buen número de priistas que anhelan la candidatura, aunque de antemano saben que la decisión se tomará en el DF.

El que lleva mano, sin duda alguna, es Ildefonso Guajardo, no sólo por el importante cargo en el Gabinete federal, sino por la relación que viene construyendo desde hace años con la Iniciativa Privada local.

Si por Rodrigo Medina fuera, él designaría a Federico Vargas, pero sus posibilidades reales son escasas. No así las de la dirigente cenopista Cristina Díaz o las del diputado federal Héctor Gutiérrez de la Garza.

Aunque parece lejos, la sucesión está más cerca de lo que muchos piensan y por eso desde ahora también adelantaron sus relojes para armar equipos de trabajo y estar preparados por si les toca. El que no se mueva no saldrá en la foto.

miguelangel.vargas@milenio.com