En pocas palabras...

La Procuraduría y la política

El trabajo realizado durante varios años por Adrián de la Garza en la Procuraduría del Estado le redituó la popularidad para ser considerado como candidato a la alcaldía de Monterrey por el PRI, y según las encuestas, es muy probable que gane la elección del 7 de junio próximo.

Queda poco más de un mes y su contrincante Iván Garza, del PAN, no levanta. Nada tiene qué ver con su juventud porque eso se quita con los años.

Más bien se trata de la poca identificación con los regiomontanos que lo ubican como un político de oficina, hecho a imagen y semejanza de la alcaldesa Margarita Arellanes y sin mucha trayectoria.

Por su parte, Adrián, quien también es muy joven, hizo carrera durante varios años en la Procuraduría hasta que llegó a ser el titular. Le tocaron los tiempos difíciles al enfrentar al crimen organizado de manera frontal y la percepción hoy en día es que la delincuencia sigue a la baja.

Si bien es cierto que en ese rubro nunca se puede bajar la guardia ni un momento, el Gobierno Estatal debe hacerlo de manera estructurada y fortaleciendo las áreas de seguridad para impedir que los criminales anden por nuestras calles y avenidas como Juan por su casa.

Las recientes detenciones en el municipio de San Pedro demuestran que no se pueden confiar y que las diferencias partidistas entre priistas y panistas tampoco deben ser el reducto por donde penetren nuestra sociedad.

En días pasados conocí al subprocurador Pedro Arce, también de esa novel camada de funcionarios que a pesar del riesgo que implica su actividad, traen ganas de consolidarse. Al igual que Adrián, inició en la Procu desde antes que egresara de las aulas.

Desde 1994 cuando empezó en la PGJE como escribiente en las agencias del Ministerio Público, ha ido escalando a una serie de cargos cada vez con más responsabilidad. En el 2003 fue director de Orientación Social y cuatro años después llega a la dirección de Procesos.

Para el 2009 asume como director de Asuntos Viales y en el 2012 es nombrado responsable del Sistema Penal Acusatorio. Dos años después llega a la Fiscalía Regional Sur y a partir de hace unos meses es subprocurador del MP.

Más allá de lo meteórico de su ascenso, Arce está obligado a seguir demostrando con trabajo y honestidad la confianza que le han brindado. Sólo así podrá consolidar una carrera en una de las áreas más delicadas y sensibles para nuestra sociedad que sin duda puede premiar a quienes den resultados o en su defecto castigar a los que hagan mal uso del cargo.

miguelangel.vargas@milenio.com