En pocas palabras...

PAN: ¿la moneda sigue en el aire?

La reciente visita de los enviados del CEN blanquiazul provocó la molestia, o mejor dicho, la indignación de los militantes que aspiran a la gubernatura convocados a la reunión.

Con resultados de encuestas hechas a la medida para favorecer a unos y sacar de la jugada a otros, los panistas salieron más que decepcionados por la forma en la cual pretenden resolver la elección de su candidato a gobernador.

Al término de la comida, la mayoría de los asistentes tenía la sensación de haber pagado mucho dinero por acudir a que les dijeran que la alcaldesa Margarita Arellanes encabeza las preferencias en ese momento.

Algunos, como el ex alcalde regiomontano Felipe de Jesús Cantú, segundo lugar en los sondeos, asegura que las encuestas son trajes a la medida de quien las solicita y que no es suficiente para tomar una decisión tan importante.

Incluso va más allá y advierte que ése fue sólo el primer round en la pelea por la candidatura, que a más tardar en unas dos semanas deberá resolverse, por lo que aún nada está escrito.

Felipe piensa que todavía tiene elementos para competir por el premio mayor, aunque los mal pensados creen que sólo es parte del pataleo para negociar la alcaldía regia sin las condiciones de los grupos que controlan el partido.

A esa misma cena de negros acudió el también ex edil sampetrino Mauricio Fernández Garza, quien a la salida declaró que dejaba el camino libre para concentrarse en la alcaldía de nuevo.

Para nadie es un secreto que Mauricio está tan ofuscado, por no decir encabronado, con Ugo Ruiz que quiere regresar a la presidencia municipal de San Pedro para vengarse de todas las traiciones y ,sobre todo, de las acciones en su contra y de sus ex colaboradores.

En cuanto a la renuncia al PAN de Jesús María Elizondo, suena a vacilada porque en los hechos está fuera desde hace años, casi inmediatamente después de concluir su periodo en el municipio de Monterrey.

Se le olvidan a Chema, pero no a los medios y mucho menos a la ciudadanía, las acusaciones de corrupción en su contra, como para que ahora denuncie la descomposición moral del partido. El burro hablando de orejas.

miguelangel.vargas@milenio.com