En pocas palabras...

Julián y su nuevo reto en la Tesorería

La llegada de Julián Hernández a la Tesorería de Monterrey vendrá a refrescar el equipo de Margarita Arellanes, cuando faltan poco más de seis semanas para el arranque del próximo año electoral.

Tiene experiencia en la materia pues sus inicios fueron precisamente en esa área, pero en el municipio de Santa Catarina hace ya varios años.

Además de su capacidad, Julián representa también un plus para las aspiraciones de la todavía alcaldesa regiomontana, que sin duda buscará la candidatura del PAN al Gobierno Estatal.

Hernández Santillán tiene todavía un grupo importante de simpatizantes en el municipio de Guadalupe, donde también están por definir las aspiraciones de personajes como Luis Ángel Benavides, La Licha, o la ex senadora Judith Díaz, que todavía suspira por contender. Aunque en honor a la verdad, todo mundo sabe que el bueno es el coordinador de los diputados federales por Nuevo León, Alfonso Robledo.

Históricamente, sólo Sócrates Rizzo utilizó la alcaldía de Monterrey como trampolín para brincar del Palacio de Cristal al de Cantera, con el apoyo de su todopoderoso amigo Carlos Salinas de Gortari. Ahora Margarita buscará emular la hazaña del Griego.

De ahí en fuera ha resultado casi una tumba política, pero todo parece indicar que ya tienen bien medido ese factor y por ello quieren cerrar con orden los asuntos de dinero.

Julián llega por méritos propios, pero también con el apoyo de su amigo el senador Ernesto Cordero, quien lo está impulsando para ayudarla en este último tramo de la administración.

Como suele suceder entre los panistas, hay quienes interpretan o quieren ver las cosas de diferente manera y lo vinculan con Fernando Larrazabal, nada más falso, como también lo es que vaya a retomar fuerza al interior para acomodar sus fichas.

Si lo dejan trabajar, sin duda Julián podrá sacar adelante la difícil tarea de manejar las finanzas municipales en dos vertientes. La primera para cubrir los compromisos de su jefa, la alcaldesa, que debe salir sin heredar problemas.

La segunda y no menos importante, manejar el tema de la deuda de manera responsable, pues de ello depende que en el futuro a Margarita no le lluevan cuestionamientos de propios y extraños, y que en la campaña lo utilicen para darle uno que otro periodicazo.

miguelangel.vargas@milenio.com