En pocas palabras...

Detectan anomalías en Zaragoza

El municipio de Zaragoza es uno de los más bellos del sur del estado. Tuve la oportunidad de conocerlo hace 30 años, cuando mi maestro Salvador Pérez Chávez nos llevó en quinto semestre de la Facultad de Ciencias de la Comunicación a una gira de trabajo del entonces gobernador Alfonso Martínez Domínguez.

La visita incluyó, por supuesto, un recorrido por el hermoso paraje de El Salto. Desde entonces me quedé sorprendido por los paisajes del sur del estado, una región con unos contrastes impresionantes, pero sobre todo, con unos niveles de pobreza que indignan.

Desde aquellos años los recursos se han concentrado en las zonas urbanas donde vive la gran mayoría de los nuevoleoneses. Sin embargo, eso no justifica el olvido en el que tienen a los municipios rurales y particularmente a los del sur.

El origen campesino del gobernador Jaime Rodríguez Calderón generó una amplia expectativa entre los pobladores de aquella región, quienes ven en él la oportunidad de tener mejores condiciones de vida.

El problema es que los cacicazgos siguen a la orden del día. El ex alcalde panista Juan Arturo Guevara Soto es una clara muestra de ello, pues lejos de beneficiar a sus habitantes, les dejó una deuda de 25 millones de pesos, que representa casi el 50 por ciento del presupuesto anual.

En el colmo del cinismo, el señor quiere cobrar ese monto por obras que según hizo en la colonia Luis Donaldo Colosio, o mejor dicho, que nunca ejecutó, a través de sus empresas registradas con prestanombres. Como dicen por allá, "quiere mamar y dar topes".

Por si fuera poco, defraudó a cientos de personas a quienes ofreció entregar escrituras, y hasta les pidió el predial. También pretende cobrar al Ayuntamiento unos trabajos de zarpeo de las casas en el ejido La Joya de San Diego.

Para lograr su cometido, está ofreciendo dinero a los regidores a través de su cuñada, quien forma parte del Cabildo. Les dijo que estaba dispuesto a darles una camioneta y 100 mil pesos a cada uno.

El actual alcalde, el petista Azael Jaime Gallegos Escobedo, está documentando todas las irregularidades, a fin de que el Congreso del Estado revise las cuentas de la anterior administración y proceda en consecuencia.

Sin embargo, de eso a que actúen los diputados... todavía falta, pues se trata de un asunto donde involucra a un ex munícipe de filiación panista que dice tener vara alta entre sus compañeros de partido. Habrá que ver si deciden hacer justicia o dejar que los ciudadanos sigan pagando las malas acciones de políticos corruptos.

miguelangel.vargas@milenio.com