Sin límites

Un niño talentoso

Roberto García Muñes, de 55 años de edad, es maestro en la Universidad de Guadalajara y padre de un niño ejemplar: Isskander García Huerta, de 12 años, quien es integrante de la selección de natación estatal en la modalidad de niños con discapacidad intelectual, pues padece de síndrome de Down.

Gracias a su tenacidad constante, ha salido avante, dice su padre. “Primero lo trajimos al Code Jalisco para que aprendiera a nadar, y poco a poco ha ido progresando”, relata.

Su entrenadora, Julia, al observar que el niño tenía ganas de triunfar, lo solicitó para que se integrara a la selección y hasta el momento ha participado en dos competencias, la primera fue a nivel nacional, en Morelia, Michoacán, en 2013, que estuvo muy reñida.

Relata que en la competencia, Isskander peleaba por la presea dorada en la prueba de 25 metros, a unos pocos metros el contrincante tomó la delantera faltando pocos metros para la meta, por lo que el jalisciense se llevó el segundo lugar. Después de ese día, se esfuerza más en sus entrenamientos.

Roberto relata que su hijo comienza su día de entrenamiento a las siete de la mañana y hasta las 9:30 realiza actividades en la alberca, después va al gimnasio por alrededor de una hora, y luego se dirige al CAMP número 5, donde cursa el quinto grado de primaria.

En su tiempo libre le gusta mucho jugar con sus muñecos de peluche, le gusta mucho leer, se encierra en su cuarto a leer sus libros, también tiene una tableta con libros digitales y programas educativos. Los domingos le encanta salir al parque y comer una nieve, así como a caminar al centro de la ciudad, ir a tiendas grandes, y comprar revistas.

Por primera vez, Isskander se prepara para participar en una olimpiada, que se realizará en junio en Acapulco, Guerrero, en la categoría de 50 metros dorso. “Yo sé que a lo mejor él no entienda la magnitud o la importancia de la misma, a lo mejor yo estoy equivocado, puede ser que mi pequeño campeón esté más consciente de la misma, lo ignoro, solamente sé que está entrenando con mucha alegría, entusiasmo y pasión. Puedo decir que está poniendo todo de su parte, todos sabemos que todo puede pasar, no obstante está afanado por conseguir el oro”, concluyó el orgulloso padre.