Sin límites

Una joven cautivante

Paritemai Ponce García, hija de Graciela García y Mario Ponce, tiene síndrome de Down, cursó el preescolar y la primaria en la escuela “regular”, “sin embargo, mi esposo y yo queríamos que practicara algún deporte, ya que sabíamos que alguna actividad física sería muy favorable para ella”.

Finalmente, los padres de esta joven decidieron que el Code era la mejor opción, y ahí Paritemai escogió practicar natación, “ya que iba con nosotros y ese deporte se practica en su elemento natural preferido, el agua”.

En 2006 comenzó a practicar la natación y estuvo dos años afanándose a su disciplina, hasta que le dieron la buena noticia de que ya podía ser parte del equipo de alto rendimiento, pues notaron que era constante y le ponía empeño a sus prácticas.

En 2008 compitió por primera vez, la justa se realizó en Tamaulipas, donde ganó una metalla de plata en 100 metros estilo dorso. Un año después, en Hermosillo, volvió a conseguir la plata, esta vez en 50 metros estilo libre.

En Michoacán, en 2010, fue nombrada campeona nacional al ganar el oro en 50 metros estilo dorso, mientras que la plata llegó en 50 metros estilo libre. Al siguiente año, en Querétaro, consiguió la plata en 50 metros y en los 100 metros estilo dorso obtuvo el oro.

En 2012, en la Ciudad de México, ganó en 50 metros estilo dorso, mientras el oro llegó en los 100 metros estilo libre, en 50 metros libre obtuvo bronce al igual que en 100 metros estilo dorso.

En 2013, en Guadalajara, ganó la plata en 100 metros estilo dorso y la plata en 50 metros libre. De la Ciudad de México regresó en 2014 con el oro  en 50 metros estilo libre y dorso.

Un año después, en Cuernavaca, participó en 50 metros libres y ganó plata, al igual que en 50 y 100 metros dorso, y bronce en 100 metros libres.

En la pasada edición celebrada en Acapulco ganó plata en 100 metros dorso, oro en 50 metros libres y plata en 100 metros libre.

“Desde que empezó a practicar el deporte, noto que se encuentra más ágil, contenta, se concentra más en sus tareas ordinarias y por su puesto realiza cosas extraordinarias, así como en el deporte se empeña en realizar otras funciones en el hogar como: se viste y tiende su cama, acomoda su ropa, se baña y se arregla para irse al parque que se encuentra cerca de nuestro domicilio.

“Le encanta percibir el aire fresco así como jugar con las res baladillas y por supuesto divertirse en los columpios, caminar sobre los verdes prados y exhausta se deja caer sobre el pasto a contemplar los árboles y más cuando se encuentra con uno o más aves”, platica su mamá, quien agregó que ya “por tradición familiar bailamos la danza Azteca, cada tres semanas en donde ella también participa y eso le ha ayudado en su crecimiento”.