Sin límites

¡Un auténtico caudillo!

En el Code Jalisco tuvimos la oportunidad de conocer a un valiente joven tapatío, Juan Pablo Cuevas Casillas, de 16 años de edad, quien empezó a practicar natación cuando cursaba la secundaria y ahora ya tiene casi seis años en este deporte, al cual le dedica entre dos y cuatro horas diarias de lunes a viernes. Ha competido a nivel nacional y ha obtenido medallas de oro, plata y bronce.

Este osado joven padece de déficit de atención y micro esrernia, por la cual perdió su ojo izquierdo y se ve obligado a utilizar una prótesis que le reemplazan cada cuatro o seis años. Esta condición no le impide tener fantásticos planes para el futuro y espera convertirse en el mejor nadador del mundo.

En sus ratos libres disfruta de “salir a divertirme con mis amigos, claro sanamente, ya no tendría caso desperdiciar mi vida en cosas nocivas para mi salud y para los que me rodean. Soy un joven con muchas ganas de divertirme, de conocer muchos lugares, no nada más México, sino también otros países, deportivamente hablando, o también de paseo. Hay que vivir con intensidad cada momento de este breve existir”.

A su corta edad, sabe que lo más importante para tener éxito es creer en sí mismo. “Vamos dejando huellas para las generaciones venideras y que así tengan deseos de sobresalir o al menos se den cuenta de que es posible alcanzar cualquier objetivo que se desee, todo es posible al que cree, exactamente lo que me está sucediendo en estos momentos, ¡nadie hubiera apostado a mi favor! Sin embargo, con mucho esfuerzo, tenacidad y disciplina he alcanzado lo que he logrado, y me nace decirles que lo que he logrado no es nada comparado con los planes que tengo para un futuro no lejano. No necesito un milagro divino, no, el milagro lo estoy formando con mi esfuerzo, constancia y disciplina”, expresó.

Agregó que la vida es fascinante y siempre hay que ver el lado positivo de las cosas. “Hay que saber vivir, no importa cómo te encuentras o la situación por la que atravieses, siempre sé feliz, claro a tu manera, nunca trates de ser otra persona, sé tú mismo, sé auténtico, y de esta manera serás íntegro. Sentirás dicha, un orgullo inigualable. Pero eso sí, tenemos que dar el 100 por ciento todo lo que hagamos”.

Su paso por este deporte le ha dejado un gran aprendizaje. “¿Ustedes piensan que en todas las competencias me ha ido de maravilla? ¡Por supuesto que no! Sin embargo, eso me haw servido de experiencia y la lección, ¿cuál es? Pues que tengo que prepararme mejor, y no nada más por esta temporada, sino por muchas, muchas más, ése será mi próximo objetivo y tengan la plena certeza de que me voy a esmerar lo suficiente para alcanzarlo”, finalizó.