En frecuencia

Al cajón, la prisión preventiva a posesión ilegal de armas

La buena noticia que le dimos a conocer aquí fue que en la Cámara de Diputados existe ya una iniciativa para reformar el artículo 19 de la Constitución, con la finalidad de incluir entre los delitos con prisión preventiva de oficio la portación de armas de uso Exclusivo del Ejército, Fuerzas Armadas y Marina.

Previo a ello el gobernador del estado, Miguel Márquez, promovió un exhorto desde la Conferencia Nacional de Gobernadores para que se modificara la Constitución y se pidió desde la Conago a los legisladores promover dicha iniciativa. Sumado a esto, el Congreso de Guanajuato acudió al palacio legislativo de San Lázaro a presentar el punto de acuerdo aprobado por el legislativo, para hacer la misma solicitud a los diputados federales.

La mala noticia es que el periodo ordinario de sesiones concluyó el 30 de abril y el primer periodo ordinario de sesiones del tercer año constitucional de la actual legislatura en la Cámara de Diputados será hasta el mes de septiembre, con lo que de haber algo de suerte pasarán 4 meses para que siquiera se pudiera pasar al pleno la propuesta de reforma constitucional.

Supongamos que en el periodo de receso, lo cual dudamos mucho, se llegara a un consenso para aprobar la iniciativa de reforma constitucional, esta tendría que pasar al pleno de la Cámara de Diputados, de ahí al Senado de la República después a los congresos de los estados para que, de aprobarse respetando los protocolos correspondientes hasta llegar a la publicación en el Diario Oficial de la Federación sea efectiva en el país.

El problema que vemos en primer lugar es que esto sucedería dentro de 10 meses, cuando ya estaremos en pleno año electoral, lo cual nos lleva a reflexionar en algunos puntos importantes. En primer lugar la última iniciativa fue promovida por la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional, lo cual ya tiene un sesgo político, pues debido a la importancia que reviste un cambio a la constitución, da un fuerte posicionamiento al partido que la encabece.

Ello obviamente movería al resto de las fracciones a simplemente mandar a dormir el sueño de los justos la iniciativa presentada, pues no les convendría políticamente favorecer a los legisladores de una sola fracción, claro, sabemos que en la Cámara Baja, primero están los intereses de partido sobre los intereses de los mexicanos.

Pero hay otro ingrediente, para ese entonces ya estaremos en pleno año electoral, en donde muchos legisladores estarán más preocupados por mantenerse en el cargo o por andar de chapulines buscando otros puestos de elección popular, lo que deriva en un escenario complicado para la reforma propuesta.

Así que, si bien nos va el tema podría estarse tratando en la próxima legislatura... mientras tanto, si no se quiere asustar ni cuente cuántos delincuentes estarán en la calle en casi dos años.

miguel.puertolas@milenio.com