En frecuencia

Legislar para los ciudadanos

Al inicio de la semana en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se publicó una de las iniciativas que más escozor provocaron en el sector transporte, y más específicamente en el transporte aéreo porque finalmente habrá la posibilidad de sancionar a las líneas aéreas que ya se habían pasado de la raya con los usuarios de sus servicios.

Está de más entrar en el detalle de la iniciativa de reforma presentada por el diputado federal panista por Guanajuato, Miguel Salim, y aprobada por unanimidad para beneficio de los ciudadanos, que ya ha sido difundida plenamente por este medio para beneplácito de quienes padecíamos la falta de escrúpulos de quienes ofertaban un servicio, muchas veces deplorable.

Lo que sí creo conveniente comentar es la serie de trabas e intentos de sabotaje que la iniciativa tuvo, todo porque para algunos diputados por no haber sido los autores de la iniciativa y dos, los que fueron presionados por las líneas aéreas para evitar que se aprobara y mejor se enviara al archivo muerto, hicieron hasta lo imposible para que esta no prosperara.

Queda claro que en este país se legisla para intereses no necesariamente de la mayoría y quienes nos representan en las cámaras, tanto de Senadores como de Diputados no siempre trabajan en función de quienes los eligieron y sí en función de los intereses de los partidos que representan.

Esta reforma a la ley representa un beneficio para la mayoría, claro también para los diputados y senadores que son asiduos usuarios de los servicios de las aerolíneas pero es un claro ejemplo de lo que deberían de estar haciendo los legisladores para hacer de este país uno mejor para vivir.

Ayer, por ejemplo, se discutió una serie de reformas a la Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión, con la que de aprobarse en el pleno, los mexicanos tendrán nuevos derechos para acceder a un mejor servicio por parte de las empresas de telefonía móvil pues actualmente muchos se ven afectados por la falta de claridad en los contratos de los planes de post-pago.

Por ejemplo, se reintegrará en los planes de post-pago el saldo y los servicios que no sean gastados en un mes para el próximo, es decir, que se harán acumulables los servicios contratados que no fueron gastados, con lo que se deja de lado el viejo sistema en el que lo que no se usa se pierde.

Además, la Procuraduría Federal del Consumidor vigilará anualmente las condiciones que establecen las concesionarias en los contratos para fijar lineamientos que sean justos y beneficien a los usuarios. Se mejorará la información por parte de las compañías, para que sea más clara y oportuna a los ciudadanos, vaya ser más claro en las letras chiquitas.

Pero por otro lado, llamó la atención que se rechazara un proyecto de dictamen que establecía que los datos en posesión de los concesionarios no podrían entregarse a autoridades a menos de que existiera una resolución judicial previa, además se pretendía disminuir el tiempo en que los concesionarios podían conservar dichos datos, para preservar el derecho a la privacidad de los mexicanos.

Será interesante quién estuvo en desacuerdo con esa iniciativa que vela por la privacidad de información personal de los usuarios de telefonía celular, pues es claro que no están pensando en los ciudadanos.

Legislar debe ser en función de lo que los ciudadanos requieren no en función de intereses económicos o políticos. Ojalá sigan dando muestras de que en verdad no buscan otro interés que no sea el de beneficio de quienes los pusieron en la curul donde se sientan.

miguel.puertolas@milenio.com