En frecuencia

¿Ustedes qué hubieran hecho? Preguntó Peña

Caló hondo la pregunta que hizo el Presidente Enrique Peña Nieto, al tiempo que en su mensaje en cadena nacional daba a conocer los por qué del alza a los combustibles. De inmediato las redes sociales se incendiaron con tan candente pregunta, primero porque el “hubiera” no existe y segundo porque a quienes ostentan el Poder Ejecutivo, se les paga para tomar las mejores decisiones y parece ser que ésta no fue la más correcta, ni la más pertinente. Por más que se le dé vueltas al asunto no se puede encontrar otra razón más que recaudatoria, a la decisión del incremento. Además el alza a las gasolinas y al diésel era una decisión rápida sin menor problema para negociar, mientras que, por ejemplo, midiendo las consecuencias era más complicado buscar un alza en el Impuesto al Valor Agregado. ¿Ustedes qué hubieran hecho? Es una pregunta que desafortunadamente no es vinculante y sólo sirvió para exacerbar el ánimo de los ciudadanos que nada más de pensar en los miles de millones de pesos que han ido a parar a los bolsillos de unos cuantos les duele tener que pagar una gasolina cara, producto de los gravámenes que se le imponen. Además de hablar de una liberación del precio de la gasolina pues suena ilógico cuando el monopolio del petróleo en México como es Pemex y sigue siendo quien surte del combustible. ¿Ustedes qué hubieran hecho? ojalá que la pregunta hubiera sido antes de aplicar el alza, ¿qué hubiéramos hecho? sencillo, meter a la cárcel a los corruptos y delincuentes, aplicar la ley de extinción de dominio en las propiedades y posesiones adquiridas con dinero ilícito, pues si esto se ejecutara cabalmente más de uno la pensaría antes de hacerse de una vida que no les corresponde. Así el recurso mal habido regresaría a las arcas, pues hoy hay uno que otro enemigo del sistema en la cárcel, pero su familia sigue disfrutando de los bienes y recursos que fueron pagados por todos los mexicanos. ¿Qué hubiéramos hecho? Eliminar las diputaciones plurinominales, bajar 50 por ciento el salario no solo de los miembros de primer nivel del Ejecutivo federal, sino también de los estados de la república, eliminar, por ejemplo, el aguinaldo para diputados y senadores que en algunos casos equivale a 50 días de su ya oneroso salario. Según un estudio del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tec. de Monterrey, se estima que la burocracia absorbe 30 de cada 100 pesos del presupuesto federal. Estoy seguro que con un gobierno eficiente podría bajarse cuando menos a 20 de cada 100 pesos, lo que significaría un ahorro ni más ni menos superior a los 333 mil millones de pesos, tres veces, por ejemplo, el presupuesto de un estado como Jalisco... pero es más fácil cargarle la mano a los de siempre, con las consabidas consecuencias.

@miguelpuertolas