En frecuencia

Después de "El Chapo" ¿qué?

Poco gana la sociedad con todo el teatro y show que ha dado la recaptura de Joaquín El Chapo Guzmán, cuyo guión es digno de la película que se supone el capo pretendía llevar a la pantalla grande para contar su lado de la historia.

No hay que olvidar que toda esta parafernalia fue resultado de la corrección de un grave error, literalmente de un boquete en el sistema penitenciario del país. Y es que si analizamos, con el internamiento de Guzmán Loera volvemos a estar como estábamos antes de la fuga, con la excepción de que además se capturó a su lugarteniente y hombre de confianza Orso Iván Gastélum.

Pero como lo dijo Guzmán al referirse al narcotráfico en la entrevista, periodística o no, dada a Sean Penn: "No se acabará, porque día con día habemos más personas y eso no se va a acabar nunca". ¿Qué quiere decir? que la política de combate frontal a los criminales que se dedican a la producción, transporte y venta de droga no debe ser el único camino a seguir, pues lamentablemente el narcotráfico es una medusa de mil cabezas.

Hoy el gobierno federal tiene identificados a una veintena de objetivos más que espera capturar, mismos que se estarán multiplicando, pues al menos en lo que se refiere al Cártel de Sinaloa, fuentes de inteligencia tienen definido que la cabeza ahora será uno de los hijos de El Chapo, Iván o Alfredo Guzmán Salazar.

En Jalisco opera el Cártel Jalisco Nueva Generación, mismo que ha proferido al Estado Mexicano los reveses más duros como fue el homicidio de elementos de la gendarmería en Ocotlán, y el derribo de una aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana en Villa Purificación, y en más de una ocasión, a quien el gobierno federal ha identificado como su cabecilla, Nemesio Oseguera Cervantes, ha logrado evadir la acción de la justicia, una de ellas precisamente cuando atacaron al helicóptero del Ejército.

Que si Yolanda Andrade fue el verdadero contacto entre Kate del Castillo y El Chapo, que si pretendía Kate negocios con el narcotraficante, que si Kate llevó a Sean a la entrevista, todo es show, de no ser porque los protagonistas de la historia son famosos. Olvidemos el espectáculo y centrémonos en el asunto de fondo, el crimen organizado no ha bajado la guardia.

Habrá un avance y será de aplaudir, el día en que la percepción del ciudadano de a pie cambie respecto a la inseguridad y al poder que tiene el crimen en nuestro país, ese día nos pondremos de pie a reconocer a quien logre, lo que hoy parece un milagro alcanzar.