En frecuencia

Alerta desde el Bajío

La seguridad no es un asunto menor, impacta en muchos ámbitos de la vida cotidiana que van desde lo que dejamos de hacer por culpa de los criminales, hasta la toma de decisiones sobre si se emprende un negocio, lo que significa en muchos casos la pérdida de inversiones importantes debido a la descomposición a la que se enfrentan las ciudades por culpa de la delincuencia organizada.

Guanajuato se ha convertido en una joya, en una potencia donde inversionistas de todo el mundo han puesto sus ojos, principalmente por la infraestructura en franco desarrollo, la facilidad con la que pueden emprenderse negocios, de la mano de un gobierno facilitador de las inversiones y de una sociedad pujante, deseosa de estar en las grandes ligas del empresariado nacional.

Según el Índice de Competitividad Urbana, del Instituto Mexicano para la Competitividad, la ciudad de León cuenta con un alto desempeño gracias, entre otras cosas, a que cuenta con una economía estable, buen aprovechamiento de sus relaciones internacionales, apuesta por la innovación y el desarrollo de los sectores económicos, además de tener uno de los mejores sistemas de recaudación del país y un sistema político estable y funcional.

Agregue a ello que el estado de Guanajuato tan solo durante el primer semestre de 2016 tuvo la mayor inversión extranjera directa del país, al registrar más de 711 millones de dólares comparado con el año anterior, y por si no fuera suficiente, nos colocamos como la tercera entidad federativa con el sector industrial más dinámico de México, al reportar una tasa de crecimiento de 9.2% superando a entidades federativas que tradicionalmente han concentrado sus esfuerzos en la actividad industrial como Jalisco y Nuevo León, a las que Guanajuato rebasa por casi 3 y 4 puntos porcentuales, respectivamente.

Aquí es donde hacemos un alto, para que antes de que suceda lo que ha pasado en entidades como las que citamos, la criminalidad empiece a hacer de las suyas con los resultados nefastos que ya todos conocemos, es importante que Estado y Federación apoyen a nuestra ciudad, que ya es una perla para el desarrollo de negocios y no se vea afectada por la delincuencia.

Este es el momento en el que los legisladores que nos representan en el Congreso de la Unión deban alzar la voz para salvaguardar fuentes de empleo y desarrollo y por supuesto desde la iniciativa privada también se haga lo que se tenga que hacer. Es una alerta desde el Bajío.

miguel.puertolas@milenio.com