Bambi vs. Godzilla

"La teoría del todo"

Después del anuncio de las nominaciones al Oscar, en la región 4 comienza una carrera contrarreloj. Una peregrinación que varía, según las creencias de cada cinéfilo. De las salas de cine a Netflix, de Netflix a iTunes, de iTunes a Roku, de Roku a los torrents. Y así hasta alcanzar a ver todas “las del Oscar”.

En cartelera continúa (y seguramente continuará) La teoría del todo, cinta que me apresuré a ver tiempo después de su fecha de estreno, precisamente sospechando que terminaría en la terna principal de los premios de la Academia. Tiene cinco nominaciones: película, actor, actriz, guión adaptado y música original.

Su personaje central es Stephen Hawking, astrofísico y cosmólogo británico que, entre numerosas contribuciones, ganó renombre por sus postulados sobre la relatividad, el origen del universo y su best seller A Brief History of Time. Su trayectoria científica es parte esencial de esta película, como también lo es —quizá todavía más por ser el factor sentimental— su matrimonio con Jane Wilde, con quien estuvo casado de 1965 a 1991.

En una narración lineal y digerible, comprendemos la relación de Hawking y Wilde desde su primer encuentro en sus años universitarios, pasando por su noviazgo y el momento decisivo en que él es diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad degenerativa que lo confinará a una silla de ruedas por el resto de su vida. Pese al diagnóstico adverso y una corta expectativa de vida, Jane decide casarse con Stephen y formar una familia.

Al terminar de verla, no supe cuál de sus mensajes me fascinó más: el recordatorio de que el universo no tiene límites o que el matrimonio de Stephen y Jane no tiene límites.

La visión ultra romantizada que nos sugiere su trailer es cierta. No hay cómo negar que la nueva cinta de James Marsh, fotográficamente, parece un picnic en medio de nuestro feed de Instagram y, rítmicamente, tiene el pulso de un hermoso comercial de seguros de vida.

Marsh ha demostrado más identidad como realizador en The King (2005) con Gael García Bernal o en su célebre documental Man on Wire (2008). Viendo La teoría del todo no parece que aquellas dos también son de él. Es como si Marsh hubiera leído la historia de Hawking y en vez de una película le hubiera horneado un pastel. Su aura dulce tal vez la hace una obra menos universal, pero en definitiva no es mala película: incluye los aspectos importantes, trasciende por igual vida personal y profesional, su retrato de los involucrados es neutral y, dentro de toda su dulzura, hay que agradecerle que no explote la enfermedad de Hawking para inspirar tragedia.

En un papel que es la debilidad de los votantes del Oscar (transformación física, personaje de la vida real, enfermedad terminal) Eddie Redmayne sobresale sin llegar a ser la actuación que rebasa los méritos de la película completa. En el fondo, lo más brillante, lo más genial de La teoría del todo es el poder de su material original. No importa cuantas capas de fantasía hollywoodense recubren la relación entre Stephen Hawking y Jane Wilde, su historia es tremendamente inspiradora y puede leerse desde varias perspectivas. 

No es el universo lo que necesita una teoría, es su matrimonio. El más civilizado, inteligente y saludable que ha conocido en el cosmos.


***

Dulcería


Scorsese, De Niro y DiCaprio juntos… en un comercial


El principal enfoque que recibió la noticia de Martin Scorsese, Leonardo DiCaprio y Robert De Niro apareciendo juntos en un comercial para un casino en Manila, Filipinas, ha sido cómo todos en Hollywood tienen su precio (15 millones para cada actor fue el precio), así como el presupuesto de 70 millones de dólares destinado a continuar la campaña de spots del casino con futuros comerciales que podrían incluir a Brad Pitt. El comercial, lejos de emocionarme, me puso a pensar ¿qué les impide a estos tres grandes del cine trabajar juntos en una película pero sí aceptar un comercial? Robert De Niro lleva años aceptando prácticamente lo que sea (lo cual no quiere decir que haya dejado de ser un gran actor) y DiCaprio y Scorsese son besties desde hace años. ¿Qué los impide?


Link: https://www.youtube.com/watch?v=noRQ2wdyE4M



***

Cuadro por cuadro

 

Esta semana escribí bajo la influencia de...


El regreso de Mark Ronson: https://www.youtube.com/watch?v=P-WdrMLLpPg.

Los motivos y el resultado de la versión de una hora y media de 2001: Odisea del espacio, editada por Steven Soderbergh: http://extension765.com/sdr/23-the-return-of-w-de-rijk.

Ver cómo derrumban la casa de Ray Bradbury: http://bit.ly/1xr7HMx.

Esta estupenda teoría que señala en dónde se encuentra la siguiente mega franquicia para crear un universo similar al de Marvel: la obra de Stephen King: http://t.co/i8uxkAwVyL.

La nueva estrategia de Lionsgate Films: unirse a los servicios de streaming. Ofrecerá doscientos de sus títulos de forma gratuita: http://bit.ly/1DHK5M8.

La audición en video de Matthew McConaughey para Dazed and Confused: https://www.youtube.com/watch?v=RZTei7UMTPk.

Este tutorial de cómo ganar un Oscar. Parece sketch pero está cien por ciento fundamentado y es útil. Aspirantes, véanlo con atención: http://bit.ly/15b01Za.

La playlist en YouTube con las mil canciones favoritas de Caribou: http://bit.ly/1B1a6oI.

El diseño de este sitio web que compendia las diez edificaciones más gustadas del siglo en Hong Kong: http://10mostlikedarchitecture.hk/.

La portada de Entertainment Weekly dedicada a Boyhood: http://www.pinterest.com/pin/153685406010082763/.

Esta fotogalería de cines en el sur de la India: http://bit.ly/1DP1hPS


twitter.com/amaxnopoder