Bambi vs. Godzilla

"Una segunda oportunidad": comedia única

En un artículo publicado el pasado septiembre, The Hollywood Reporter sentencia que, como género, la comedia romántica ha muerto.

Entre las causas del fin de este género destaca que la audiencia está cansada de la fórmula que plantean las llamadas rom coms, que son historias difíciles de vender al mercado internacional porque dependen mucho de la idiosincrasia de sus diálogos y no de su lenguaje visual; además son producciones que resultan caras en comparación con el dinero que terminan recaudando. Como consecuencia, las Drew Barrymores, Reese Whiterspoons y Anne Hathaways que dominaban el nicho están diciendo “no” a las chick filcks y migrando a géneros más ambiciosos.

Si este diagnóstico resulta completamente cierto, urge que veamos Una segunda oportunidad, de Nicole Holofcener. Acaso una de las últimas grandes comedias románticas, o bien, la primera dentro de una nueva era.

Eva (Julia Louis-Dreyfus) es una madre divorciada que trabaja como masajista independiente. Semanas antes de que su única hija se vaya de casa para ingresar a la universidad, conoce a Albert (James Gandolfini) en una fiesta. Albert también es divorciado y tiene una hija apunto de partir de casa. Se hacen amigos, luego novios. En este segundo aire a su vida social, Eva también se hace amiga de una de sus clientas, Marianne (Catherine Keener), una poeta de quien Eva admira su estilo de vida y considera una compañía perfecta… hasta que descubre que Marianne es la ex esposa de Ablert.

La quinta película de Nicole Holofcener parte del concepto “comedia de enredos” sin regresar él, en dirección a una historia liberada de clichés y reglas de género en la que lo imperfecto y lo incómodo no son obstáculos hacia el verdadero amor, sino el verdadero amor en sí mismo.

Quienes conozcan la obra previa de Holofcener, y no les haya gustado, deben saber que esta nueva entrega tiene otras intenciones. No es un estudio sobre un tema concreto en la manera en que Friends with Money (2006) aborda los efectos de la inestabilidad financiera en un grupos de amigos; o en como Please Give (2010) expone a la gente rica que se siente culpable. Una segunda oportunidad ciertamente reduce su visión del mundo a la del padre adulto divorciado; su mensaje y alcance, en todo caso, es emotivo para espectadores de todas edades y estados civiles.

Restémosle valor al hecho de que esta es una de las últimas películas que filmó el desaparecido James Gandolfini. Importa más apreciar cómo, con este penúltimo papel en cine, el actor que hizo de Tony Soprano el sinónimo de la hegemonía masculina en la ficción televisiva, aceptó un papel de fuerte contraste, en el que se muestra sensible, comprensivo y noble frente a su interés sentimental.

Vivo o muerto, Gandolfini sería el indiscutible centro de atención de esta película. El reparto femenino que Holofcener ha reunido esta ocasión es quizá el mejor de todas sus películas. Muy cuidadosa de no recordarnos a los personajes que la han hecho famosa en televisión, Julia Louis-Dreyfus trabaja delicadamente su rol protagónico. Toni Collette y Catherine Keener tienen subtramas en las que brillan. La sorpresa del elenco es Tavi Gevinson; la joven y prodigiosa blogger y escritora a quien Holofcener invitó en un papel sustancioso.

Como ninguna otra comedia romántica reciente, Una segunda oportunidad es honesta al describir la intimidad emocional. Sus conflictos y situaciones se basan en la madurez de sus personajes enamorados, contrario a la ingenuidad e impulsividad que posee a las parejas en todas las rom coms.

Más películas como ésta, por favor.

Una segunda oportunidad (Enough Said. EU, 2013). Dirección: Nicole Holofcener. Elenco: James Gandolfini, Julia Louis-Dreyfus, Catherine Keener.

***

CUADRO  POR    CUADRO

Esta semana escribí bajo la influencia de...

Los simpáticos videos de Matthew Frost para el sitio web de la revista Vogue. El más reciente tiene como protagonista a la gran Jessica Chastain: http://bit.ly/183lqRI.

Este especial de The Hollywood Reporter que revela la verdad detrás de la supuesta protección de animales en la filmación de películas: http://bit.ly/1aMCSLx.

Este sketch que imagina cómo sería tener de roommate a Jigsaw, el emblemático muñeco utilizado por el asesino de Saw: http://bit.ly/1cqOVMY.

 

Esta serie de entrevistas en las que directores de cine señalan qué artistas plásticos los influenciaron en la creación de algunas de sus películas más reconocidas. Es producida por el museo Tate Britain, a propósito de su reapertura y remodelación: http://bit.ly/1cMy4nO.

“Hope of Deliverance”, de Paul McCartney: http://bit.ly/1c2rSGL.

Pequeños actos de desobediencia civil, de Fabrizio Mejía: http://bit.ly/199YmxQ.

La autobiografía de Morrissey.

***

DULCERÍA

Pet Shop Boys musicaliza El Acorazado Potemkin

En 2004, Neil Tennant y Chris Lowe se unieron con la Orquesta Sinfónica de Dresde para realizar una nueva banda sonora de El acorazado Potemkin, el clásico de Sergei Eisenstein. Este proyecto fue comisionado a Pet Shop Boys por el alcalde de Londres y fue presentado en la Plaza Trafalge. Se estima que 25,000 personas asistieron a la proyección.

Link: http://bit.ly/IAHsCj.