Bambi vs. Godzilla

"De tal padre, tal hijo": Japón perfecciona el melodrama

Existen películas importantes que llegan a la cartelera disfrazadas de cine promedio: título genérico, póster sobrio y trailer sin esmero.

Mi misión de este fin de semana es venderles como im-per-di-ble algo que a simple vista parece uno de los melodramas lacrimógenos que conocemos hasta el cansancio y podemos dejar para después.

El éxito profesional es la prioridad de Ryoata Nonomiya, un arquitecto que está formando a su hijo Keita bajo el mismo código de valores. Su esposa Midori acepta la rigurosa disciplina paterna con la que buscan ir forjando en el niño un carácter independiente: inflexibles horas de estudio, horas de juego moderadas, lecciones de piano que, más que una actividad de esparcimiento, parecen un tenso entrenamiento para que el pequeño se convierta en prodigio musical. Durante el proceso de inscripción de Keita en una escuela privada, los resultados de un estudio médico revelan que no es el hijo biológico de Ryoata y Midori. Esto conduce a descubrir que en la maternidad del hospital donde Midori dio a luz, su bebé fue intercambiado por otro recién nacido. Los Nonomiya conocen entonces a los Saiki, la otra familia afectada que ha educado a su verdadero hijo todo este tiempo. El hijo de Ryoata se llama Ryusei, y es el mayor de tres hermanos en una familia de clase baja en la que la madre es cajera en una tienda de comida rápida y el padre tiene una tienda de refacciones eléctricas.

Hijos separados de sus padres, una enfermera malévola que confiesa el delito, ricos y pobres forzados a convivir en una situación extraordinaria.

Sobre estos cimientos de telenovela, el maestro Hirokazu Kore-eda construye De tal padre, tal hijo: un drama superior y lejano a nuestra ficción confortable y sentimentaloide. Cada momento conmovedor en esta cinta es un aprendizaje tremendo para sus personajes y una reflexión resonante en el espectador.

La virtud del cine de Kore-eda es la serenidad con que desencadena el poderoso mensaje de sus historias que, por lo general, hablan de vínculos familiares. En esta lección de paternidad, la verdad y las respuestas no son evidentes; están contenidas en escenas mínimas, en gestos que no representan un avance en la trama y podríamos dejarlos pasar sin prestarles atención. Más tarde, sin que lo advirtamos, aquellos gestos activan el clímax. Un clímax pacífico, de imagen fija y sonido tenue que golpea más que la escena del fin del mundo de un blockbuster gringo. Una de las tomas finales muestra a Ryoata diciéndole algo a Keita de espalda a la cámara. Están a la orilla de un riachuelo, frente a una roca enorme. La escena simplemente me sacó el aire con todo y adjetivos.

Paralelo al manejo de las emociones, lo interesante aquí también son las ideas y el experimento cultural que se da al ver cómo este problema de paternidad y parentesco se resuelve dentro de una sociedad como la japonesa, sumándole a eso nuestra reacción como espectadores occidentales/latinos/mexicanos.

Cuando las dos familias se conocen, los Saiki concluyen que lo único por hacer es pedir una indemnización económica al hospital y seguir cada quien con sus vidas. Ryoata, por el contrario, les deja en claro que no sólo quiere a su hijo de vuelta, sino también hacerse cargo de Keita. La propuesta ofende a los Saiki. El rol de las madres es sumiso, condescendiente, manifestando la tradición japonesa del patriarca.

Ryoata está destinado a entrar en nuestra mente, acostumbrada a los estereotipos, como el villano. Lo cierto es que De tal padre, tal hijo es cine libre de estereotipos. Una lección de paternidad contada desde la sensibilidad contenida y magistral del mejor cine japonés.

• • •

Cuadro por cuadro

Esta semana escribí bajo la influencia de...

“Chandelier”, la nueva canción de Sia: http://bit.ly/1iV78Wi

“Heroes”, el cover que Janelle Monáe hizo del clásico de David Bowie, a propósito del Mundial de Futbol: http://bit.ly/1ehGROW

“Good Mistake”, de Mr. Little Jeans: http://bit.ly/1ehH0lm

El programa de radio de James Blake en la BBC: http://bit.ly/1mHkfMY.

Esta lista de las cien mejores películas francesas (técnicamente las cien más bellas de acuerdo a la traducción) hecha por la revista Les Inrocks. Está publicada en francés, pero no hace falta hablar el idioma para curiosear entra las seleccionadas. Llama la atención cómo las cintas francesas mejor ponderadas por la crítica internacional no lograron un lugar muy arriba en la lista: http://bit.ly/1hWzH6x

El debut del ex presidente George Bush como pintor. Sus pinturas son espantosas, pero más espantosa es la museografía de su expo: http://bit.ly/1kz9xH9

El imperceptible rediseño de Wikipedia: http://bit.ly/1pjpWlP

El trailer extendido de Godzilla: http://bit.ly/1imdrBAEl Normcore, una tendencia de moda que no me queda clara: http://nyti.ms/1ijK42S.

• • •

Dulcería

Una playlist para cada personaje de “The Grand Budapest Hotel”

Fox Searchlight ha recurrido a la plataforma de streaming Spotify para promocionar el estreno de The Grand Budapest Hotel, la que algunos ya señalan como la mejor cinta en la carrera de Wes Anderson. Randall Poster, el supervisor musical de la cinta, creo listas de reproducción para cada personaje. Puedes escucharlas aquí: http://on.mash.to/1jEPTdZ.

http://twitter.com/macsimiliano