Bambi vs. Godzilla

Cuando el cine no es tema para los 'periodistas serios'

Sé que la cobertura de la temporada de premios fue clausurada la semana pasada con la ceremonia del Oscar. Es tema viejo. Aun así, decidí escribir la columna de este domingo sobre un fenómeno invisible que año con año ocurre en esa época (de hecho, durante todo el año) y al parecer sólo a mí me tiene inconforme.

Se trata de los comunicadores al frente de espacios noticiosos en radio y televisión que convocan a mesas de análisis sobre cine, y la conducta periodística tan apática o pasiva que adoptan ante sus invitados, los expertos en el tema.

El pasado 1 de marzo, Carmen Aristegui invitó a su programa en CNN a los críticos Jorge Ayala Blanco y Fernanda Solórzano para dar sus impresiones sobre el veredicto de los premios de la Academia. La conversación aseguró su clickbait cuando Ayala Blanco dijo "qué bueno que no ganó El renacido" y "hay demasiado Lubezki para tan poco contenido", refiriéndose a que el cine de Iñárritu tiene virtud sólo en la forma, no en el fondo. El valor del cine de Iñárritu es tema que apasiona y genera debate, pero lo que tocó mis fibras sensibles en esta anécdota fue Aristegui y su abstinencia total en aquel diálogo.

En el audio del segmento que la producción de su programa compartió vía SoundCloud, la comunicadora cede la palabra a Ayala Blanco sin ningún afán de interpelarlo, algo que sí hubiera hecho, supongo, con cualquier otro invitado con una función o responsabilidad social más relevante o con un especialista en un tema con más repercusión en la vida del país. Al preguntar cosas como: ¿Qué premian los Oscar? (refiriéndose a qué clase de ideología perpetúan con su veredicto los premios de la Academia) o ¿En Primera plana, qué ganó?, lo de Aristegui sonó como pereza absoluta hacia la nota del día y no a curiosidad de oficio. Cuando el crítico sentenció que Iñárritu hace películas vacías que venden tremendismo mexicano, Aristegui no pudo disimular su sorpresa ante esas respuestas que desentonaban con la porra de El Negro, El Chivo y DiCaprio. Lo que sí pudo contener fue la voluntad de sopesarlas.

Semanas antes, en su noticiero en Radio Fórmula, a propósito del estreno de Los odiosos ocho, de Quentin Tarantino, Ciro Gómez Leyva invitó a Demián Bichir y al crítico Alonso Díaz de la Vega a hablar sobre el western. Al poner frente a frente a un actor que está promocionando su nueva película con un crítico cuyo interés es evaluar esa película con toda honestidad, el segmento se volvió un experimento incómodo en el que, al igual que Aristegui, Ciro tomó la distancia de alguien que no domina un tema, dejando que actor y crítico se entendieran.

Aun si pensáramos que el rol de ambos periodistas fue únicamente moderar esos paneles, incluso como moderadores lo hicieron trágicamente al demostrar (y es que no logro escoger la palabra) pereza, desinterés o desdén por un tema en el que fueron incapaces de intervenir.

El síntoma de síntomas en este desdén de los periodistas serios a la cultura popular es el Juay de Rito de Joaquín López-Dóriga. Pasó a la historia como un chiste de mala fonética, pero quien se dé tiempo de revivir esa entrevista en YouTube entenderá que, más allá del juay, el cuestionario de López-Dóriga a Hopkins fue inculto y básico. Inaceptable para un presentador de noticias en horario estelar y ofensivo para un actor de la estatura de Hopkins.

Si tuviera una máquina del tiempo y viajara al pasado para conseguir que Ciro, Carmen y Joaquín mediaran esas charlas en vez de cruzarse de hombros, México sería exactamente el mismo país. Pese a ello, no dejo de pensar que hay algo arrogante y decepcionante en los líderes mediáticos que no saben unirse a conversaciones sobre cultura popular. La libertad de expresión y el periodismo serio se pueden ejercer hablando de cine, televisión y celebridades. Son temas que también reflejan crisis, progreso y retroceso en un país. El próxima año, en épocas de Oscar, esperemos que estos periodistas se reserven ese silencio sólo cuando estén en una sala de cine.

***


Cuadro por cuadro
'Esta semana escribí bajo la influencia de...'


"Do it, try it", la nueva canción de M83: https://www.youtube.com/watch?v=ryh9rkIRGUs

El mapa de internet. Lo quisiera impreso en un póster, pero es carísimo: http://www.opte.org/the-internet/

El trailer de la cinta sobre la vida de Nina Simone: http://www.today.com/offsite/watch-new-trailer-for-nina-nina-simone-biopic-starring-zoe-saldana-634878531835

La controversia sobre Zoe Saldana interpretando a Nina Simone: http://www.rollingstone.com/music/news/nina-simone-estate-slams-biopic-star-zoe-saldana-20160303

La búsqueda del compositor ideal para el soundtrack de Blade Runner 2: http://www.factmag.com/2016/02/24/blade-runner-2-sequel-soundtrack/

Este relato de un actor que estuvo en la bizarra filmación de Knight of cups, la nueva película de Terrence Malick: http://uk.businessinsider.com/thomas-lennon-terrence-malick-knight-of-cups-2016-2

Los ojos color miel de Eugenio Derbez en el póster de su nueva película: https://twitter.com/amaxnopoder/status/705816289529298944

***


Dulcería
El 'trailer' de 'Ghostbusters editado por un fan'

La versión con reparto femenino de Los Cazafantasmas llegó a internet esta semana y, si bien tuvo buena recepción en redes sociales, hubo quienes opinaron que este avance pudo estar mejor editado. Un día después de su estreno oficial, una versión de apenas 51 segundos apareció en respuesta a la original, que dura 2:38. Tiene mejor ritmo y le devolvieron la canción original que escuchamos en:

https://www.youtube.com/watch?v=8IDXpOX0Cp0

***


twitter: @amaxnopoder