Bambi vs. Godzilla

Los "Minions"


En una purga necesaria del cine comercial reciente, los spin offs podrían ir directamente al archivo muerto.

Estas películas, que nacen a partir de un personaje secundario que ya existía en el universo de otra película, se hacen para explotar el potencial de una fi gura que robó cámara al protagonista, o bien, para continuar el éxito de una franquicia a través de nuevas direcciones. Son una gran idea. A menudo, nos leen el pensamiento, dedicando un argumento completo a alguien de quien nos hubiera gustado ver y saber más.

El problema es que, hasta la fecha, no se han hecho spin off s tan buenos y entrañables como las cintas que los originaron.

Universal Pictures nos leyó el pensamiento al dar luz verde a un spin off de los Minions, aquellos cómplices diminutos, balbuceantes y amarillos que integraban el séquito de Gru en Mi villano favorito.

La cinta rastrea el origen de esta raza de cómplices del mal, que comenzaron como organismos unicelulares y fueron evolucionando a través del tiempo, siempre al servicio de los más despreciables villanos. Desde el Tyrannosaurus Rex hasta Napoleón, pasando por Drácula.

Acostumbrados a tener siempre un jefe al cual servir, los Minions entran en un periodo sin fi gura de autoridad y caen en depresión colectiva.

Una misión para recuperar el sentido de sus vidas es encomendada a Kevin, Stuart y Bob. Juntos, estos tres se aventuran en el mundo para encontrar un villano al cual idolatrar. En una convención de villanos que se celebra en Orlando, los Minions escogen a Scarlett Overkill, la primera mujer villana de la historia, quien los adopta y lleva hasta Londres para robar la corona de la reina de Inglaterra. En el proceso, Stuart, Kevin y Bob conseguirán la corona y una fama mundial que los pondrá en aprietos con su nueva jefa.

En la escala de los cómplices que ameritan su propia película, los Minions aventajan por mucho a casos como el del Gato con Botas o los Pingüinos de Madagascar.

Tan sólo en expectativa, cualidad viral y número de copias por cine, este estreno es una de las apuestas más fuertes del verano. Nadie dudaba de que los Minions merecieran su momento en pantalla grande. Lo cuestionable es qué tan bien se aprovechó esa oportunidad.

Al aceptar la dirección de Los Minions, Kyle Balda y Pierre Coffin asumieron el enorme reto de trabajar con nada. Los personajes no hablan, no tienen intenciones declaradas, ni relaciones interpersonales que generen un relato. Estos márgenes creativos invitan a mantenerse en la comedia física y los básicos y siempre cumplidores fundamentos del cine mudo y el slapstick, pero no. Banda y Coffin se empeñan en incluir personajes hablados y un conflicto que se resuelva con explosiones. Salir del confort y correr el riesgo se aprecia, hasta que comprobamos que la trama, el conflicto y la fuerza antagónica de Minions son mero relleno.

El intro en el que vemos cómo a lo largo de los siglos han ido matando accidentalmente a sus históricos jefes es un comienzo esperanzador. El humor simple y efectivo, las situaciones cortas y universales, el tono exacto.

En el primer acto queda claro que nadie echa de menos a Gru y, tan pronto Scarlett Overkill pone un pie en el segundo acto, caemos en cuenta que los humanos son prescindibles en esta saga de animación.

Los Minions son autosuficientes para hacer comedia.

Probablemente también lo sean para sostener su propia película pero, mientras sus realizadores les sigan metiendo personajes insípidos e historias en las que no pueden participar activamente, seguirán siendo muñecos de colección y no cine de antología

***

Dulcería

 

Los libros en el cine de Wes Anderson

"En la obra de Wes Anderson, los libros y el arte en general tienen una fuerte conexión con la memoria. The Royal Tenenbaums (2001) comienza con un libro del mismo nombre, al igual que Fantastic Mr. Fox (2009). El Gran Hotel Budapest (2014) comienza y termina con un libro. Moonrise Kingdom (2012) termina con una pintura de un lugar que ya no existe. Estas películas tienen un mensaje claro: los libros conservan historias porque existen dentro de ellos y viven en medio de ellos", palabras de Luis Azevedo para introducir su videoensayo sobre la aparición de libros en el cine de Wes Anderson.

Link: http://www.theatozreview.com/2015/06/25/books-in-the-films-of-wes-anderson/.


***

Cuadro por cuadro

ESTA SEMANA ESCRIBÍ BAJO LA INFLUENCIA DE...


El cierre de The Dissolve: unos de los mejores sitios web especializados en cine: http://thedissolve.com/news/6187-the-end/.

Este video que demuestra que 1982 fue el mejor año para la ciencia ficción en el cine. Y el peor para los cortes de cabello.

https://www.youtube.com/watch?v=Wf39eB1YGUo

Linkmoji: un sitio que convierte los links en emojis: http://www.xn--vi8hiv.ws/

Esta investigación sobre las películas que Pemex produce para entretenimiento de sus empleados: http://www.reuters.com/investigates/special-report/mexico-pemex-movies/

"Vikkram", el nuevo sencillo de Daphni: https://soundcloud.com/caribouband/daphni-vikram.

Esta crónica sobre el club de strippers en Atlanta en el que las bailarinas escogen qué canciones tendrán un futuro en la industria del rap: http://www.gq.com/story/atlanta-strip-club-magic-city.

La entrevista de Esquire a Paul Mc Cartney: http://www.esquire.co.uk/culture/music/8511/paul-mccartney-interview/



twitter.com/macsimiliano