Bambi vs. Godzilla

"Drácula", como nadie nunca lo quiso ver

Para mantenerse relevantes (incluso subsistir) en el mercado, los estudios de cine deben generar una megafranquicia, un producto mucho más longevo y diverso que la franquicia regular que conocemos; la que dura tres partes y después vuelve a comenzar desde cero.

Una megafranquicia permite múltiples entregas de cintas basadas no sólo en uno sino varios personajes, sus historias se conectan y complementan, van tomando cabida en un universo. Sin mencionar la mercancía que pueden potenciar. Un negociazo, para que se entienda.

Disney tiene a Star Wars y esa recién descubierta mina de oro que es Frozen, Marvel tiene a Los Vengadores (a su vez, Marvel es propiedad de Disney), Warner Bros. está por lanzar La Liga de la Justicia; Fox lleva una década explotando dignamente a The X Men, Sony Pictures reza para que Spider Man se convierta en un aparato similar a los aquí mencionados.

En esta vorágine de derechos reservados, Universal Pictures tiene la propiedad de los personajes de la literatura de terror: Drácula, Frankenstein, el Hombre Lobo, la Momia. Se trata de nombres indiscutiblemente grandes y universales. Que tengan potencial para convertirse en megafranquicia es un tema muy distinto.

Drácula: La historia jamás contada es la pieza con la que comienza este universo en el que coexistirán vampiros, momias, licántropos y monstruos.

Vlad III Tepes (Luke Evans) es príncipe de Transilvania durante un periodo de paz que se ve amenazado por el sultán Mehmed II de Turquía, que exige mil niños de su principado, incluyendo el propio hijo de Vlad, Ingeras, para unirse a su ejército. Con el fin de salvar a su familia y el reino, Vlad hace un pacto con un antiguo hechicero que le da el poder suficiente para destruir a sus enemigos y una sed insaciable de beber sangre humana. Con tintes de pasaje histórico y relato fantástico, este es el origen del Conde Drácula que nos plantea el director Gary Shore en su ópera prima.

La presión de competir en un medio cinematográfico dominado por superhéroes ha inyectado al personaje creado por Bram Stoker con características ajenas, que lo vuelven inaceptable para la afición del cine de vampiros al igual que insípido para el público general. Luke Evans interpreta a un Drácula enfermo de virtudes: buen padre, buen esposo, buen amigo, buen líder. La única sed que percibimos en este chupasangre es la de empatizar siendo más correcto que complejo. Correcto increíble e insoportable, como un candidato presidencial. Si Iron Man viviera en Transilvania en el siglo XV, no sería esta versión de Drácula. Sería su bully.

A nivel de producción, el trabajo es cumplidor en calidad aunque no memorable en propuesta de diseño de arte y efectos. El padecimiento general de este esfuerzo es la falta de inspiración. Si el protagonista no enseña los colmillos, podríamos estar viendo cualquier cinta perdida en el rango de El señor de los anillos y 300.

En el primer papel protagónico de su carrera en Hollywood, Luke Evans (a quien posiblemente recordemos por figurar en sagas como Rápidos y furiosos y The Hobbit) rinde una interpretación demasiado noble del vampiro por excelencia, con aura de superhéroe y sex-appeal de Game of Thrones, y sin la intensidad ni dramatismo de aquello a lo que hace evoca.

Para ser el primer eslabón de un universo cinematográfico, estamos en problemas.


***

Dulcería


Un vistazo al proceso  creativo de Xavier Dolan


El nuevo y joven prodigio del cine canadiense, Xavier Dolan, se encuentra actualmente de gira por festivales de cine, concursando con su más reciente filme, Mommy, ganadora del premio del Jurado en Cannes. Como parte de la promoción en medios, Dolan ha compartido un lookbook en el que recortó y pegó referencias de cine, música y moda que nutrieran a los tres personajes principales de Mommy: Diane Die, Kyla y Steve.

Link: http://bit.ly/1s5T0PT



***


Cuadro por cuadro


Esta semana escribí bajo la influencia de...


Esta fotogalería de máscaras vintage: http://bit.ly/1uSY2CO.


Esta lista de cosas por diseñar, hecha por el diseñador de arte de Alien: http://bit.ly/1sqjSvm.


La idea de un café en el que pagas por el tiempo que estás, no por lo que consumes: http://bit.ly/18Z5OPN.


Los Yoga Joes: http://bit.ly/1rnC57I.


El diseño de las cartas del tarot surrealista: http://bit.ly/10fbuEe.


La entrevista a Bill Murray en The Howard Stern Show: http://bit.ly/1xppZR1.


See Hear Party: un generador de videos con las imágenes y sonidos que más te gustan: www.seehearparty.com.


Este rastreador de rumores que confirma, niega o señala como no verificada información en tiempo real: www.emergent.ifnfo.


La mercancía en la tienda online de Morrissey: uk.mporioum.org.


La nueva canción de Aluna George, “Supernatural”: https://soundcloud.com/alunageorge/supernatural.


Las ganas de leer la primera novela de David Cronenberg: http://amzn.to/1yn2dbA.


twitter.com/macsimiliano