Bambi vs. Godzilla

"Chappie", de Neill Blomkamp

Recientemente, Neill Blomkamp, autor de la célebre Distrito 9 (2009), declaró en una entrevista para el sitio web Uproxx que su problema como realizador es quedarse atrapado en conceptos e ideas, sin llegar a escribir lo suficientemente bien sus películas.

Con esta explicación se refirió en concreto a Elysium, su segunda y muy esperada cinta del 2013 en la que los pobres viven en un planeta Tierra devastado y los ricos en un fraccionamiento espacial de lujo. Reconoció que quedó satisfecho con toda la ejecución técnica de Elysium, no así con el guión, al que le faltó rigor. Esta confesión coincide con el estreno de su nueva cinta, Chappie, que aborda pros y contras de la inteligencia artificial La curiosidad por ver si Blomkamp, que debutó con todos los honores (incluyendo nominación al Oscar por Mejor Película), ha logrado ir del concepto a la historia, sin perderse, hace de Chappie una película de tarea para los devotos del sci-fi . Sobre todo si consideramos que este mismo director será el que tenga en sus manos la continuación de la saga Alien, como recién lo anunciaron los estudios Fox.

Nuevamente situada en su natal Sudáfrica, Chappie presenta un escenario del futuro en el que sociedad y gobierno siguen sin hacer las paces. Para reducir los índices de criminalidad en Johannesburgo, la autoridad implementa una policía de robots que prueba ser exitosa, hasta que uno de los androides cae en poder de una banda de delincuentes. Después de obtener el robot, secuestran al ingeniero que lo diseñó para que lo reprograme y puedan manipularlo para delinquir. Aprovechando que el droid ha sido dado de baja de la empresa que los fabrica, el ingeniero prueba en él un nivel de inteligencia artificial con el que podrá pensar y sentir como el humano. Llamado Chappie por su "familia adoptiva", este ente dotado de conciencia humana será criado por un padre que lo enseña a robar, violentar y usar armas. Cuando los medios de comunicación captan a Chappie participando en un atraco, el país arde en debate y caos, cuestionando el uso de los droids como guardianes del orden público.

Por encima del uso de la tecnología con valores no liberales o las intenciones del gobierno, el gran tema de Chappie es la educación. Quizá el menos llamativo de los tópicos para levantar una cinta futurista en la que, generalmente, el asombro tiene consistencia de naves, inventos imposibles y batallas entre opresores y rebeldes. Puntos extras para Blomkamp por poner el dedo en el origen del problema.

Tristemente, su debilidad vuelve a ser el desarrollo insuficiente de la premisa inicial. Duele, porque Chappie, como todo lo que esta promesa de Sudáfrica traduce en imágenes, es magnífica en factura y estilo.

Al expandirse en dos horas de relato es cuando comienzan los problemas. El concepto del robot malcriado no va del potencial a lo poderoso. Esta vez, tanto personajes como trama están incompletos.

En voz de Sharlto Copley, Chappie es el único personaje tridimensional y concebido a detalle (atención al gesto aprendido de frotarse la nariz nerviosamente, como cocainómano). El resto son garabatos. Lo que más intimida de su villano (Hugh Jackman) es su corte de cabello con rayitos y saber que, de cuando en cuando, viola el código de vestimenta de la oficina y usa bermudas. Sigourney Weaver ha entrado en una racha en la que los directores la llaman para papeles invisibles.

Acabamos de verla en Reyes y dioses de Ridley Scott, haciendo nada. En Chappie hace poco más pero igual de irrelevante. Como los padres adoptivos del droid, el grupo Die Antwoord es una adición interesante al elenco. Su propia estética ayuda a sentar el tono menos trágico quizás cómico (en algún momento se habló de que esta era una comedia aunque a mí no me lo parece.) El fichaje de Die Antwoord cae en las virtudes conocidas de Blomkamp (concepto, atmósfera, look) y no en sus retos pendientes (desarrollo de personajes e historia).

Cumplidora en lo visual, truncada en narrativa y mensaje, Chappie sigue dejando en suspenso el destino de Neill Blomkamp… ¿es una nueva voz en el género o un one hit wonder?


***

Dulcería

 

La etiqueta en el cine de antaño

El sitio web de la Librería del Congreso de Estados Unidos comparte de sus archivos esta serie de imágenes sobre el código de comportamiento en las salas de cine de principios del siglo pasado.

Link.

http://www.vintag.es/2015/03/14-humorous-vintage-movie-theatre.html




***

Cuadro por cuadro


ESTA SEMANA ESCRIBÍ BAJO LA INFLUENCIA DE...

La publicidad viral de Zoolander 2 en la Semana de la Moda de París; https://www.youtube.com/watch?v=GjYr7xpX62A, https://www.youtube.com/watch?v=0CqErSY8MgQ.

Esta foto de la revista Proceso en la que aparecen Vicente Fox, Eduardo Verástegui y un teléfono rojo:

https://twitter.com/amaxnopoder/status/574940065501065216.

Este tuit que encapsula mi opinión sobre las MacBook doradas que Apple presentó esta semana:


https://twitter.com/waffenss/status/574997831494164480


Beck and Charlotte Gainsbourg- "Paradisco" (Cruz Lee remix): https://soundcloud.com/cruzlee/beck-and-charlotte-gainsbourg.

Las mujeres surfistas de Irán:

http://www.messynessychic.com/2015/03/12/meet-the-surfing-girls-of-iran/


Esta serie de posts de The Guardian, que compila los 5 mejores momentos en la carrera de actores: http://www.theguardian.com/film/series/five-best-moments.

Este fragmento de la biografía de John Hughes que publica Vanity Fair. En él se relata cómo las actrices de The Breakfast Club lucharon por omitir una escena sexista de la película, y lo lograron: http://www.vanityfair.com/hollywood/2015/03/the-breakfast-club-rick-moranis



twitter.com/amaxnopoder

https://twitter.com/waffenss/status/574997831494164480