La economía del túnel

El sector agrícola en el marco de renegociación del TLCAN

Existen variables en las cuales el TLCAN es importante para la economía mexicana, próximamente se renegociará el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y bajo esa lógica es necesario que el gobierno mexicano busque nuevos mercados tanto para la importación como para la exportación de los productos agrícolas. Si el Tratado no se logra mantener, México deberá buscar mercados para comprar productos como soya, maíz amarillo, arroz y lácteos, son productos en los cuales México no es auto suficiente.

Para algunos productos el Tratado ha sido benéfico tanto para los Estados Unidos como para México, por ejemplo, en 1994, año en que se pone en marcha el Tratado, México exportó en el sector agrícola cerca de 4,000 millones de dólares, para el año 2016 se exportaron aproximadamente 23.000 millones de dólares, por supuesto que para los dos países es importante mantener el Tratado, nuestra balanza comercial, esto es, exportaciones menos importaciones, es superavitaria para México en cerca de 3,000 millones de dólares.

El sector agrícola ha sido de los más protegidos desde la firma del tratado, hoy los aranceles en este sector son de cero, por supuesto que muchos empresarios del sector agrícola quebraron, sin embargo otros lograron incrementar el valor de sus ventas, ya no sólo al mercado nacional, sino también para el internacional, particularmente destinados hacia el mercado de los Estados Unidos, ello se ha logrado gracias a la implementación de variables como productividad y competitividad, las cuales dieron a los productos agrícolas valor agregado para que lograran ser competentes dentro de la economía más grande del mundo.

Por supuesto, y no podemos tapar el sol con un dedo, que en el campo mexicano existe una fuerte polarización, por un lado están aquellos productores exitosos en el mercado nacional e internacional, es el caso de productores como el tomate de Sinaloa, el aguacate de Michoacán, la producción de granos en Guanajuato y Jalisco, la producción de nuez en Chihuahua, sin embargo, no podemos obviar la existencia de millones de productores pobres, quienes sólo producen para su auto alimentación, Ellos han quedado marginados del proceso de crecimiento y de exportación, han quedado alejados de las ventajas del Tratado.

En el marco de la renegociación del Tratado, y si éste llega a buen fin o no, será importante generar empresas en la zonas más desprotegidas del país, para ello el sector agrícola puede apostar por la creación de empresas agroindustriales, las cuales aprovechen las ventajas potenciales de las regiones mexicanas.

Los parques agroindustriales establecidos en las zonas económicas especiales puede ser un buen ejemplo de éxito, se puede lograr a mediano y largo plazo grandes beneficios, particularmente para los más pobres de México.

Es cierto que en muchos estados del Sur no se ha logrado explotar el sector agrícola, con algunas excepciones, es el caso del café en Chiapas o el plátano en Tabasco, sin embargo es importante apostarle, por ejemplo, a la producción de carne en gran parte del sureste mexicano.

Es importante que los inversionistas, esto es, los dueños del capital, conozcan las potencialidades de las regiones mexicanas, particularmente del sureste mexicano, y les quede claro que con su capital acompañado de la ubicación geográfica, el clima y la potencialidad de la región, se pueden obtener grandes dividendos tanto para ellos como los habitantes de las zonas marginadas.

México debe apostar por el otorgamiento de mayores recursos para desarrollar el campo mexicano, no solamente la banca de desarrollo debe arriesgarse por este sector, sino también la banca privada debería hacerlo. los banqueros mexicanos deben entender la necesidad de arriesgar sus capitales en sectores importantes y necesario para la economía mexicana, los banqueros deben de arriesgar su dinero, ya basta de que sus préstamos sean para los servicios o para la industria, deben de aprender a arriesgar sus capitales, México ya les ha dado muchas oportunidades para multiplicar sus capitales.

Para Estados Unidos el Tratado de Libre comercio es muy importante, ya que México es el principal importador de maíz amarillo proveniente de la economía del norte, somos los principales importadores de pollo, de lácteos, de fructuosa, pero por otro lado, México vende a los Estados Unidos cerca de 1,500 millones de pesos al día en alimentos. El Tratado representa por ende ventajas para las dos economías, esperemos se mantenga en vigor, y sino será una gran oportunidad para que México tenga que buscar nuevos mercados internacionales y aprovechar los acuerdos que ya tiene firmados a los ancho del mundo.

graciamaximiliano@hotmail.com