La economía del túnel

La problemática de las ciudades mexicanas. Hay que enfrentar los grandes retos

Las ciudades mexicanas concentran cerca del ochenta por ciento de la población del país, por ello representan hoy un reto muy importante en materia de desarrollo social y económico, así como de impacto ambiental.

Con base en las estadísticas publicadas por el INEGI, México tenía 119.7 millones de habitantes, no obstante existen estimaciones que para el año 2030 habrá en México 137. 5 millones de mexicanos, esto quiere decir, 17.8 millones de personas más, los cuales demandaran dentro de las ciudades, más empleo, servicios, vivienda, etc.

Se espera que en el año 2030 la población urbana, o sea las que vivan en las ciudades alcanzarán una cifra de 103.3 millones de habitantes. Si esto sucede, la tasa de urbanización nacional será superior al 75 por ciento. Existen proyecciones las cuales argumentan que para el año 2050, más del 75 por ciento de la población vivirá en ciudades medianas y grandes en México.

En México actualmente existen 59 zonas metropolitanas, donde viven más de 63 millones de mexicanos, bajo esa lógica, según el FDI Magazine, existen once ciudades mexicanas que se pueden considerar como ciudades del futuro, de las cuales cuatro se ubican dentro de las 10 Ciudades Latinoamericanas del Futuro (Monterrey, Guadalajara, Querétaro y Hermosillo)

En los próximos 30 años nacerán 18 millones nuevas mexicanas y mexicanos, de los cuales casi la mayoría de ellas y ellos se asentarán en ciudades, por ende es necesario reordenar esa población urbana, la cual se debe ubicar en zonas seguras y bajo un orden urbano.

Nos preocupa que en los últimos 10 años, los problemas sociales, ambientales y económicos, no corresponde con los recursos que se han invertido. Por ello es necesaria la planeación, la cual pueda promover la competitividad y generar más y mejores ciudades.

La competitividad económica de las ciudades se encuentra amenazada. El crecimiento poblacional desmedido y la contaminación en las urbes mundiales son dos factores que ponen en jaque las metas de desarrollo.

El desarrollo y el crecimiento económico de las principales cien ciudades mexicanas requieren de grandes cambios estructurales los cuales generen aumento en el empleo, en la vivienda y en los servicios urbanos, los cuales de no hacerlos de forma acertada tendrán un impacto en la sustentabilidad y en la calidad de vida de la mayoría de Mexicanos que ahí viven.

Actualmente las ciudades mexicanas crecen bajo un modelo distante, disperso y desconectado, caracterizado por la expansión desproporcionada, fragmentada y no planificada de la mancha urbana.

El crecimiento de la población urbana lo hizo en forma expansiva, ya que la superficie ocupada se multiplicó por seis, lo cual generó mayores desplazamientos de los centros de trabajo hacia las zonas habitacionales. Lo anterior genera impactos en el medio ambiente y en la calidad de vida de las personas y es que las personas que habitan en las grandes urbes deben de pasar tres horas durante su traslado, lo cual a su vez va acompañado de rezago habitacional por falta de servicios básicos.

Como se detecta, la problemática es amplia para los actores de la política pública, los retos son muchos, se deben afrontar de forma urgente y responsable, ya no se puede esperar más tiempo.

graciamaximiliano@hotmail.com