La economía del túnel

Nuevamente un 19 de septiembre México tiembla

En solidaridad con todos los que hoy sufren por el nuevo temblor suscitado el día de ayer en el centro del país. En México cada día está temblando, tiembla por la violencia, la corrupción, la ineficacia e ineficiencia de las políticas públicas, pero este 19 de septiembre de 2017 tembló por la naturaleza.

Con el temblor del 19 de septiembre del 2017, la naturaleza nos vuelve a recordar a los mexicanos este día como importante en materia sistémica, precisamente hoy veíamos al presidente Enrique peña Nieto en el Zócalo de la Ciudad de México recordando a las víctimas de aquel catastrófico 19 de septiembre del año 1985, horas después, la naturaleza nos vuelve a recordar que debemos estar preparados.

Los mexicanos tenemos un país que no merecen muchos de los mexicanos que en él habitan. Sin embargo, con orgullo puedo afirmar que en este México sangrado por la violencia y la corrupción, aún somos más los buenos, los solidarios, los que quieren apoyar a quienes sufren por la violencia, la delincuencia y los fenómenos naturales.

Cada día tiembla en México, cerca de 300 temblores al día, muchos de ellos con magnitudes muy bajas y algunos otros con consecuencias importantes por la pérdida de vidas humanas, pero lo más importante de todo, es estar preparados para enfrentar sin daños los sismos y las réplicas generadas.

Lo que sucedió en Oaxaca fue resultado en parte de las malas construcciones, o construcciones no aptas para una zona sísmica, hacemos referencia a municipios con climas muy calurosos en los cuales el adobe es un material térmico y por ende, permite tener una temperatura fresca a lo largo del día y la noche. Sin embargo, la contraparte es la debilidad de las estructuras de vivienda en esos municipios. El horario por supuesto afectó, una hora en la cual la gente estaba durmiendo o a punto de hacerlo.

Quienes vivimos como niños el temblor de 1985, hoy lo recordamos como adultos, sin embargo, el sismo de este 19 de septiembre lo recordarán los Millennials durante los próximos años, porque ahora a ellos les tocó igualmente vivirlo.

México está en una zona sísmica, el origen puede darse en las costas de Guerrero Oaxaca Chiapas, o inclusive en el centro del país, pero independientemente donde nazca, sus efectos pueden ser devastadores o dañinos.

Lo Importante de los sismos es que aprendamos cómo hacer frente a ellos, las acciones que debemos desarrollar y, no olvidar en ningún momento la necesidad de estar preparados para enfrentar lo que venga.

Las nuevas tecnologías, como ya ha venido sucediendo, deben construir mejores viviendas y edificios, sin embargo, debemos revisar para que los lineamientos de construcción sean respetados, porque regresamos al mismo tema, la corrupción, con la cual se autoriza la construcción de viviendas y edificios, sin las condiciones técnicas adecuadas para enfrentar cualquier fenómeno natural.

Lo sucedido el día de ayer, implica saber que la construcción de la Ciudad de México en una zona sísmica y en terreno frágil, puede tener grandes consecuencias, por ello se le debe ganar el paso a la naturaleza, haciéndonos amiga de ella, pero a la vez temerosos de la misma. No podemos jugarnos nuestra vida, debemos construir nuestra vivienda respetando las condiciones técnicas. Las constructoras que le venden a los usuarios a través de INFONAVIT, deberán atender las indicaciones normativas de construcción. Sin embargo, la corrupción puede llevar a que por $5 pesos se permita la construcción sin las normas técnicas, por ello, la importancia de la verificación técnica al momento de construir.

Hoy México llora por los muertos y lesionados, debemos entender que la naturaleza no tiene palabra, pero nos avisa y nos previene para que estemos preparados. Sin embargo, la naturaleza no nos dice cuándo -en el caso de los sismos-, surgirá uno de ellos, sólo nos resta estar pendientes y preparados para lo que venga.

La prevención implica en el caso de los sismos, lo que debemos hacer; si tenemos la oportunidad de salir de nuestra casa sin peligro, debemos saber hacia dónde dirigirnos; debemos tener en un lugar claramente visible y a la mano, lámpara y botiquín de primeros auxilios; los documentos más importantes debemos tenerlos a la mano.

Nuevamente la naturaleza nos avisa que está viva y puede darnos vida o muerte según seamos inteligentes o irrespetuosos de ella. México de píe a pesar de todo.

graciamaximiliano@hotmail.com