La economía del túnel

Los mexicanos pagaremos la deuda de PEMEX Y CFE: ¿justo o injusto para el pueblo mexicano absorber una deuda de la cual no hicimos uso?

Todos hemos visto como se han incrementado los precios de la gasolina y la electricidad, el subsidio ha ido disminuyendo, entonces, cómo es posible que no se pueda tener una buena administración de los beneficios, los cuales permitan absorber los costos y los gastos de estas dos grandes empresas monopólicas.

Pemex y Comisión Federal de Electricidad (CFE) tienen una deuda enorme de pasivos, los mexicanos tendremos que absorber y apoyar a estas empresas nacionales.

El Gobierno de México absorberá una parte de la deuda de Pasivos a largo plazo, pero usted estimado lector sabe ¿de dónde saldrán esos billones de pesos para pagar la deuda?, es claro que de nuestros impuestos, que como buenos contribuyentes tenemos que pagar, lo cual significa menos carreteras, hospitales, escuelas y menos dinero invertido en beneficio de los mexicanos.

El Secretario de Hacienda afirmó hace unos días: “El pasivo laboral de Petróleos Mexicanos es una deuda pública, porque la empresa es manejada por el gobierno federal”, estoy totalmente de acuerdo con eso, pero que hacen entonces con todas las ganancias que deja Pemex y CFE,  no son pocas. Estamos ciertos que billones de pesos se van al pago de hospitales, escuelas, seguridad, etc., ¿pero acaso tanto dinero no es suficiente?

Todos hemos visto como se han incrementado los precios de la gasolina y la electricidad, el subsidio ha ido disminuyendo, entonces, cómo es posible que no se pueda tener una buena administración de los beneficios, los cuales permitan absorber los costos y los gastos de estas dos grandes empresas monopólicas.

Ahora se afirma que de absorber esa deuda: Las tarifas eléctricas en el país comenzarán a registrar una reducción a partir del verano de 2016. El gobierno federal gracias a la aprobación de El Congreso, ya se responsabilizó con esa deuda, sin embargo, no es justo para los mexicanos, porque finalmente siempre terminamos pagando las deudas y rescatando a las empresas para que sigan funcionado, (recuerda usted la palabra FOBAPROA). Resulta que sí, que el petróleo y la electricidad es de todos los mexicanos, por eso tenemos que pagar la deuda de las dos empresas.

La pregunta de fondo es ¿Por qué ha aumentado tanto la deuda de estas empresas?, Son empresas del Gobierno  y no tienen competencia alguna, por ende son líderes en el mercado y deberían tener una buena administración. La respuesta está en que la deuda es resultado del pago a jubilados y pensionados a lo largo de 3 décadas, lo cual se ha venido arrastrando sin llevar un control de pagos, la deuda asciende a un billón 742 mil millones de pesos para el caso de Pemex y 507 mil 850 millones de pesos para el caso de CFE.

Cabe preguntarnos si el beneficiado será Carlos Romero Deschamps, dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), él fue quien presentó la propuesta, su justificación se basó en afirmar que por cada peso que Pemex gasta en pagar a sus jubilados y pensionados, se podría usar ese dinero en invertir en infraestructura para industrializar el petróleo y conseguir costos más bajos y, ofrecer un mejor precio de combustible a los mexicanos, siempre y cuando el gobierno federal se haga cargo de sus deudas a largo plazo.

Nos preguntamos si no es mejor que de las utilidades futuras de PEMEX y CFE -generadas gracias a la reforma energética-, se paguen esas deudas, y sea el gobierno federal quien  apoye con inversión en infraestructura.

Son muchas las interrogantes resultado de la aprobación en las reformas secundarias, la razón el tiempo se la dará a quien ahora está a favor o en contra de lo aprobado por el Congreso.

• • •

Karina Guadalupe Carrillo Torres

Ingeniera en Gestión Empresarial por el Instituto Tecnológico Superior de El dorado, y Licenciada en Negocio y Comercio Internacional por la Universidad Autónoma de Sinaloa, Realiza Verano Científico por la Academia Mexicana de Ciencias en el Colegio del Estado de Hidalgo.

• • •

maximiliano@elcolegiodehidalgo.edu.mx