La economía del túnel

La integración con América del norte ¿mito o realidad?

 El impulso del TLCAN se restringió a partir del ataque a las torres gemelas.

Hace ya 20 años entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN de aquí en adelante), con tantos años atrás, nos preguntamos si el TLCAN ha logrado alcanzar lo que se propuso en sus orígenes o simplemente no ha generado los resultados que esperábamos. Se dio integración comercial, pero hasta el momento la integración laboral, la integración financiera, la de transportes siguen en el tintero.

Hay muchos escépticos al respecto, otros consideran al TLCAN como un instrumento que alcanzó sus objetivos. Podemos afirmar la existencia de logros pero también de fracasos, por ejemplo, la reforma migratoria aún no llega, cientos de familias se encuentran desintegradas, muchos de ellos han quedado en Estados Unidos y otros han sido enviados hacia México. La discusión actual dentro de la reforma migratoria está entre darles a los inmigrantes ilegales un permiso de residencia permanente o una ciudadanía, lo primero significa un beneficio, el segundo un derecho, lo primero se puede cancelar en cualquier momento, lo segundo se mantiene de por vida, ya que es un derecho ganado por ley.

La reforma está a discusión, sin embargo consideramos que falta tiempo para lograr que los hijos de inmigrantes, que por nacimiento ya son ciudadanos norteamericanos, lleguen a puestos de decisión y, desde dentro del poder presionen una verdadera reforma migratoria.

Los hijos de mexicanos nacidos en Estados Unidos que hoy son ciudadanos, están mejor formados académicamente que sus padres, por ende tienen mayores posibilidades de empoderarse dentro de Estados Unidos, de ahí la afirmación de que una reforma migratoria llegará con el paso del tiempo, tarde pero llegará.

¿Qué esperar en un futuro dentro de la integración de América del Norte?, realmente no hay una ruta a seguir, y es que el pasado encuentro entre los líderes de América del Norte realizada en la ciudad de Toluca, no arrojó acuerdos de estrategias conjuntas hacia adelante. Prospectiva conjunta no logró vislumbrarse. Esa reunión entre los líderes de América del Norte no arrojó resultados conjuntos de cara al futuro.

El TLCAN no ha arrojado resultados desde hace más de 10 años, ha quedado en el limbo, sigue una inercia, pero sin algo que vaya más allá de simples acuerdos en comercio de mercancías. El TLCAN como se sabe es un acuerdo comercial, sin embargo se esperaba un avance más allá del simple comercio, esperábamos acuerdos en tránsito de personas, y de transporte, en finanzas, etc. pero hasta el momento nada de eso ha llegado.

México debe romper los esquemas, debemos seguir bajo otros rumbos con base en lo alcanzado hasta el momento, se debe reconstruir un esfuerzo que vaya más allá de la colaboración en seguridad o en comercio.

En el caso de Canadá, este país ha puesto restricciones para el libre tránsito de mexicanos hacia dicho país, desde ya hace un par de años, los mexicanos requerimos visa para ingresar a ese país. Entonces podemos percatarnos de la existencia de retrocesos, más que de avances en América del Norte.

Hoy es cierto, hemos avanzado en flujo de capitales y de mercancías, en mano de obra sólo hay avances en movilidad de personas de cuello blanco, pero no en el resto. El impulso del TLCAN se restringió a partir del ataque a las torres gemelas. Hoy como ya lo afirmamos, hay un stand by, falta un liderazgo para avanzar en más integración.

Necesitamos revitalizar el TLCAN a partir del acuerdo transpacífico, y es que la integración sólo se dará hasta que tengamos movilidad de mano de obra; hoy la mano de obra latina complementa la fuerza de trabajo estadounidense y canadiense, pero es un hecho que no se reconoce plenamente, por ello no entra dentro de las negociaciones. A lo anterior le sumamos el tema de la inseguridad en Estados Unidos a partir de los ataques fundamentalistas.

El futuro de los mexicanos pasa por la apuesta de los mexicanos nacidos en Estados Unidos, quienes deben ser la fuerza para sacar las reformas en beneficio de los mexicanos ilegales, se debe cambiar la cuestión cultural, se requiere la producción compartida, la movilidad laboral, comprender que los mexicanos en Estados Unidos deben construir el cambio, construir una visión que le apueste por los propios mexicanos.

maximiliano@elcolegiodehidalgo.edu.mx