La economía del túnel

El debate Hillary vs Trump. Hillary ganó por escaso margen

El día de ayer fui invitado al programa Entre Temas de Televisión de Hidalgo, el excelente conductor, Luis Borja me pidió hacer un balance del debate realizado entre Hillary y Trump, a unas horas de haber concluido. Particularmente creo que Hillary fue la ganadora del debate por un escaso margen, espero las encuestas me den la razón, sin embargo es importante argumentar el porqué de dicha afirmación.

El debate se enmarcó en tres temas: la dirección que debe llevar Estados Unidos en materia económica, política y social; la seguridad; y la prosperidad. En este último tema se enmarca México, particularmente por el tema del Tratado de Libre Comercio y la migración, a lo largo del debate se destacan varios temas, en esta primera parte se observan claramente dos visiones encontradas, por un lado Hillary muestra preocupación por los más desprotegidos, por la clase media, por los estudiantes universitarios, en contraste Trump no lo hace.

Un dato muy importante de la desigualdad social en el país más rico del mundo, mientras el 10 por ciento de la población es dueña del 90 por ciento de la riqueza, en contraste, el 90 por ciento de la población sólo es poseedora del 10 por ciento de la riqueza generada en Estados Unidos, sí, sí, sí, eso es Estados Unidos, supuestamente el país de las oportunidades.

En contraste con la preocupación de Hillary, Trump está interesado en apoyar a las empresas establecidas en los Estados Unidos, pretende, en el caso de ganar, bajarle a dichas corporaciones los impuestos, además ofrecerá mecanismos para que no emigren a otros países en busca de mano de obra barata y menores impuestos; Trump intentará renegociar el Tratado de Libre Comercio firmado con México y Canadá y es que para Trump, lo cual es cierto, hay estados en la Unión Americana que se están desindustrializando, es el caso de Michigan o Ohio. Los empleos generados en esos estados están emigrando y por ende, dejan sin empleo a miles de estadounidenses.

Para Hillary el tema de apoyo a los estudiantes fue fundamental, y es que precisamente los jóvenes son los que menos votan, por una sencilla razón, la política no les interesa. La propuesta de Hillary es bajar las colegiaturas, yo supongo que a través de un subsidió, Trump no menciona a los jóvenes, un grave error que tratará de solventar en los dos debates restantes.

Un punto a favor de Hillary, fue cuando contrasta la forma en que ella empieza su vida laborar y la forma como Trump inicia sus empresas. Clinton inició a través de un negocio familiar, se presentó como parte de la clase media que día a día trabajan para pagar la hipoteca, en contraste, ella muestra a Trump como un hombre que inició su vida gracias a los 14 millones de dólares que le dio su padre, al respecto Trump no tuvo nada que decir, y es que es un hombre nacido en cuna de oro, que digo de oro... de diamantes, por eso no logra entender a los miles de mexicanos que arriesgan su vida por alcanzar el mal llamado sueño americano.

Hay un contraste marcado en la forma en cómo se puede hacer crecer la economía estadounidense, para Hillary, es necesario incrementar las inversiones en energía limpia, en contraste para Trump la política de energía limpia y sustentable ha sido un desastre.

Mientras para Hillary Clinton, la política económica de Obama logró combatir la crisis que se venía arrastrando desde hace 18 años, lo cual mostró como un triunfo de Obama y del Partido Demócrata; en contraste para Trump la economía va mal, se incrementó 100 por ciento la deuda durante 7 años, o sea, esto durante el periodo de gobierno de Obama.

Un punto a favor de Trump, fue el de las estadísticas, frente a lo cual Clinton no pudo hacer nada, se puso en la mesa del debate los 800 mil millones de dólares que tiene el gobierno en déficit comercial con el mundo. Trump está en contra del libre comercio en el cual pierde Estados Unidos. Lo que no señala Trump es que en el libre comercio se gana y se pierde, y si no que nos pregunte a los mexicanos con el tema de la industria del juguete o de la confección, industrias mexicanas que se encuentran desaparecidas gracias a la liberalización comercial.

graciamaximiliano@hotmail.com